sábado, 18 de octubre de 2014

Crítica: Annabelle por Rain Cross


{Contiene Spoilers de la película}


Precuela de ‘The Conjuring (Expediente Warren)’ (2013), ‘Annabelle’ (2014) nos muestra como una muñeca inocente se transforma en un ser diabólico y peligroso, elemento que fue clave (y con momentos espeluznantes) en la excelente película de James Wan.

Contiene buenas dosis de sustos e inquietantes imágenes al estilo de ‘Insidious’, y es que su director, John R. Leonetti, fue el encargado de la fotografía en los últimos trabajos de terror de Wan.

La historia es simple, el joven matrimonio y padres primerizos formado por John y Mia (nombre en honor a Mia Farrow como homenaje al clásico del cine de terror ‘La Semilla del Diablo') Gordon pasa por un traumático suceso al ser atacados por los integrantes de una secta satánica, lo que desembocará en el principio de un mal mayor. Puede que la cinta se centre demasiado en mostrar la vida de la pareja y sus problemas, dejando de lado el potencial que debería tener, si le concediera más protagonismo a la muñeca y si dieran más información sobre la secta y el demonio que les acecha.

Algo desaprovechado y edulcorado (sobretodo el final), el guión debería mostrarnos más los inicios de ‘Annabelle’ y el porqué de su esencia maligna, y así podríamos haber disfrutado de más momentos de horror.


Las interpretaciones son correctas y creíbles, aunque se echa de menos a los Warren, que son nombrados por el padre Perez (interpretado por Tony Amendola) y no se muestran en ninguna escena de la cinta. Ward Horton y Annabelle Wallis hacen de la pareja protagonista, si bien el peso de la cinta recae en Wallis, y Alfre Woodard interpreta a Evelyn, dueña de una librería que entabla amistad con Mia y esconde un drama familiar clave para el desenlace de la película.

Decir que el principio es el mismo que el de ‘The Conjuring (Expediente Warren)’, y muestra a las enfermeras poseedoras de la muñeca en el momento de los acontecimientos de la película de Wan, y termina con una secuencia que podría oler a posible secuela y que nos mostraría como Annabelle les hace la vida imposible a sus dos jóvenes dueñas.

Recomendable, a pesar de no estar al nivel de ‘The Conjuring (Expediente Warren)’, la cinta cumple su cometido: entretener al espectador y hacer que disfrute de más de un momento aterrador.


 

2 comentarios:

Fíjate tú que no he visto las pelis anteriores; esta me llama un poco la atención porque la muñeca está lograda (y me recuerda a las películas de Charles Band, pero menos cutre).

Quizá algún día me la descar..., digo la vea :-P

The Conjuring (Expediente Warren) es muy buena, y sale Annabelle. Te la recomiendo. Las de Insidious son aparte, aunque también a mi (Rain) me gustaron mucho. Ya dirás qué te parecen hehehe ;)

Publicar un comentario