miércoles, 22 de agosto de 2018

El terror en la mochila: Pantano de Sau (Barcelona)



Hoy me cuelgo la mochila al hombro y viajo hacia mi tierra natal, Barcelona, para pasar la noche en el pantano de Sau, perteneciente a Vilanova de Sau, inaugurado en el 62. Dejaron al pueblo inundado, por lo que en épocas de abundante agua solo podemos vislumbrar el campanario del pueblo, San Román de Sau. Cuenta la leyenda que una anciana se negó a abandonar su hogar, por lo que la ahogaron dentro de su casa, entre sus recuerdos y sus pocas pertenencias. También dicen que por las noches sale a flote y camina por la arena del embalse, y que sus pasos pueden escucharse en el más absoluto silencio que reina el lugar. En épocas de sequía, pueden vislumbrarse las ruinas de la antigua población en todo su esplendor.

No es aconsejable adentrarse entre los restos, aun cuando están visibles, pues existe un gran riesgo de derrumbamientos, cosa mucho menos terrorífica que acampar allí y sentir como unos pasos invisibles rodean tu tienda de campaña.


Cuando los vecinos abandonaron el pueblo, dejaron atrás cosas materiales, pero también a sus difuntos, pues el cementerio se encuentra también allí abajo, con los muertos a los que sus familiares no pudieron trasladar antes de que el río Ter se lo tragase todo. Algunas psicofonías han sido realizadas allí, pues se veían luces en el centro del pantano, las noches de luna llena... justo encima de donde estaba situado el camposanto. Pero lo más terrorífico de estas grabaciones, son las campanas de la iglesia de San Román que se escuchan cuando el nivel del agua empieza a subir, inundando de nuevo lo que antaño fueron casas llenas de vida, y de las que ahora solo quedan piedras visibles cuando las corrientes lo permiten.

¿Os atrevéis a acampar allí con nosotros?





2 comentarios:

¡Qué historia tan interesante! Conocía el lugar pero no lo que ocurrió allí y sus leyendas. Genial entrada como siempre, preciosa 😊

Publicar un comentario