viernes, 1 de septiembre de 2017

Crítica La Torre Oscura de Nikolaj Arcel






Uffff. En menudo campo de minas me voy a meter con esta crítica, internillos. Pues hablar de esta película es tocar demasiadas fibras sensibles. Además de que estamos ante uno de los proyectos cinematográficos más accidentados de este siglo. Pues para llevarla a las pantallas hemos tenido que esperar prácticamente una década. Y muchos ya sabéis lo que eso significa.

Seguramente hablar de la producción de esta película daría para su propia entrada en nuestro blog. Este proyecto ha pasado por varios estudios. Ha tenido a varios directores y actores implicados y que finalmente abandonaron y se embarcaron en otros proyectos que salieron antes a flote mientras este seguía sufriendo rescrituras de guión y el carrusel de estudio e implicados hasta llegar a Sony Pictures, Akiva Goldsman y Nikolaj Arcel. Incluso la idea de la serie complementaria se ha mantenido en stand by incluso ahora que la película ya se ha estrenado. 

Por otro lado, estamos ante una adaptación de una obra de Stephen King. Quien al ser un autor con tan extenso catálogo de novelas y relatos y con una fama tan mundial. Hace ya mucho tiempo que los estudios no han dejado de tener muy presentes sus obras para realizar series y películas basadas en ellas. Es así como hemos logrado tener algunas interesantes y grandes adaptaciones. Otras por lo menos aceptables y, claro está, no pocas infumables propuestas.




Para rematar el asunto. La película a tratar en esta ocasión es la adaptación de una saga considerada por muchos (y por el propio autor) como lo mejor escrito por el maestro del suspense. Y no es para menos. La Torre Oscura es a King lo que El Señor de los Anillos fue para J. R. R. Tolkien. Y que, además, servía para unir todas las historias escritas por el escritor de Maine, formando todo un Multiverso literario.

De nada sirvieron las explicaciones de que estamos ante una secuela canonica de las novelas. Ya con el primer trailer no fueron pocos los que le dieron automáticamente la espalda a la película

En mi caso, he de admitir que no he leído las novelas. Aunque sí me he molestado en conocer lo básico y necesario a partir de diferentes fuentes y por eso sé que como adaptación de las novelas de King es un completo desastre. Aún así, he aprovechado para visionar la película también como espectador ajeno al material a adaptar. Y puede que sea por eso mismo que he llegado a disfrutar del visionado. No hasta el punto de decir que me ha encantado o que la volvería a ver en un futuro cercano. Pero no voy a negar que me ha supuesto un disfrutable pasatiempo. Lo cual es lo mínimo que le pido a una película.




Así que aclarado todo y revelado mi opinión general, vamos al meollo del asunto:

"Un joven neoyorkino vive atormentado por unas potentes pesadillas con otro mundo, un pistolero y un hombre vestido de negro. No tardará en descubrir que todo eso es real y que debe de detener la amenaza de la destrucción de la Torre Oscura. Pues si esta misteriosa construcción cae. También lo harán los mundos que mantiene a salvo".




La película tira de esquema argumental bastante simple, pues apenas dura noventa y pocos minutos. Se ajusta a ello para que todo se encamine al descubrimiento de mundo de la Torre Oscura y la posterior aventura para salvarla. Entre medias hay algo de tiempo para que la película deje pasear una vis cómica que, particularmente, ayuda al conjunto. Todo esto logra que La Torre Oscura se ampare en ese nicho de películas de género fantástico entretenidas (más como las de El Hobbit que El Señor de los Anillos, para que nos entendamos). Y que pueda llegar a sentirse como algo familiar (aunque no lo sea del todo. No se puede negar que se siente bastante edulcorada). 

No por nada, el verdadero protagonista del film resulta ser el joven Tom Taylor por encima de El Pistolero, como ocurre en las novelas. Se acude a su personaje de Jake Chambers para que el espectador lo acompañe en el descubrimiento de este otro mundo. Y creo que la película se acaba amoldando inconscientemente a este joven personaje. El cual me ha sorprendido que no me haya disgustado para nada (los personajes infantiles o juveniles los suelo ver con malos ojos). Y la dinámica que acaba creando con Roland Deschain (Idris Elba) es uno de los puntos clave de la propuesta.




Aunque a la hora de imaginar al personaje, Stephen King confirmó que Roland Deschain tenía la apariencia de Clint Eastwood. Está claro que el actor no está como para ponerse ahora en la piel de El Pistolero. Y tras tantos actores que rechazaron el papel a lo largo de los años. Finalmente ha sido Idris Elba (Luther, Thor) el encargado de interpretar a este rudo guerrero. Lo que dio a pie a ríos de tinta virtual de descontentos por un cambio tan radical en el personaje (recordemos que dije que muchos fans no aceptaron la explicación de que estamos ante una secuela). Pero nadie puede negar que Elba es un actorazo con una presencia impresionante y que ha cumplido. El problema es que se queda en eso debido al guión que apenas hace que salga de la concepción de "tipo duro pero de gran corazón".

A la zaga le sigue la otra estrella de la producción: Matthew McConaughey (True Detective, Interstellar). El villano de la función que tampoco puede ofrecer mucho más del personaje escrito para esta ocasión. La enemistad de ambos personajes que en la historia original es algo digno de disfrutar. Aquí se ampara demasiado en el síndrome "Iñigo Montoya" y en contarnos pero no enseñarnos. Por lo que no acabamos de entrar todo lo que la película quisiese en este conflicto que supone la representación del Bien contra el Mal en la película.




Aunque en el reparto nos encontremos con caras conocidas como Katheryn Winnick (Lagherta en la serie Vikings), Jackie Earle Haley (Watchmen, Preacher) o Claudia Kim (Los Vengadores: La Era de Ultron, Marco Polo). Sus personajes son secundarios con apenas relevancia. 

Como ya dije, la película supone un desastre como adaptación. Comprendo que los fanáticos de las novelas acaben echándose las manos a la cabeza. Pues a pesar de su corta duración, la película se atreve a abotargar el conjunto con elementos de las novelas. Pero aún así no logra ni acercarse a presentar la esencia original (no se han atrevido ni a mencionar siquiera el Ka, aunque sí que utilizan el Credo de los Pistoleros). Y aún como película en sí se sigue sintiendo muy desaprovechada. Tanto, que aún dándole título a la película. Uno sale del visionado preguntándose demasiadas cosas sobre La Torre Oscura. Por no hablar de que las referencias a El Rey Carmesí caen en saco roto. Haciéndome preguntar el porqué de dejarlas.




Por otra parte, también es consciente a medias de que la obra original sustenta el resto de historias de Stephen King, Por lo que nos encontramos con unos cuantos guiños y referencias (prácticamente todos se ven ya en los trailers) que quedan solo en eso (desconozco si por falta de interés en el guión o problemas de derechos). Sintiéndose como un agridulce ejercicio de fanservice. De hecho, la referencia directa a El Resplandor acaba usándose tanto que llega a cansar escuchar hablar tanto de eso y no del Ka

La puesta en escena es algo genérica (no hay tanto contraste como debería entre Nueva York y el mundo de Roland). El diseño de las pocas criaturas que vemos en el film cumplen y poco más. Lo mejor de esto lo tenemos en el personaje de El Pistolero y lo que le rodea. Desde luego, se intuye una mitología digna de explorarse pero que ni siquiera se acaba de presentar del todo. 

La dirección de Nikolaj Arcel (El Juego del Rey, Un Asunto Real) brilla por su ausencia. Y la BSO de Junkie XL (Deadpool, Mad Max: Furia en la Carretera) también se siente desganada. Pero las escenas de acción ayudan mucho a lograr que la película acabe siendo disfrutable.




No. La Torre Oscura no es una buena adaptación. Ni siquiera es un buen inicio de franquicia (la propia película tampoco parece muy esmerada en intentarlo). Es imposible no ver la oportunidad perdida. Pero por la contra, la película no termina de ser todo lo desastre que podría haber sido. Y se presenta como un entretenimiento competente y una propuesta de fantasía más oscura de lo habitual que puede aún encontrar un nicho en el gran público. Siendo, quizás, el reclamo para que más gente se interese por el material original.

Aún puede quedar esperanza en ver una buena adaptación. Pues la serie de televisión que aún están barajando adaptaría Mago y Cristal. Y tienen la oportunidad de reconducir todo o hacer borrón y cuenta nueva.




Lo Mejor: Cumple como entretenimiento y propuesta de fantasía más oscura de lo habitual.

Lo Peor: Tanto como adaptación como película individual se siente DEMASIADO desaprovechada.




3 comentarios:

Me entristece leer que han desaprovechado la oportunidad de hacer una gran película (ya no entro en adaptación que los libros los tengo pendientes), igual al ser entretenida le echaré un ojo, que le tengo ganas. Genial crítica, Rubén :)

Esperate a verla de "piratilla" o cuando la tenga alguna plataforma de VOD. Ya te digo, para echar el rato funciona la mar de bien. Pero es que el proyecto como adaptación ya estaba sentenciado al desastre siendo una sola peli de noventa y pocos minutos. No la salva ni decir que actúa a modo de secuela de las novelas.

Confío en que no se me escamen los lectores de las novelas. Principalmente trato de valorar las películas como eso antes de como adaptación.

Te haré caso y me reservo para IT, que esa es obligada :P
Y bueno, es tu opinión y hay que respetarla, aunque los lectores no estén de acuerdo ;)

Publicar un comentario