miércoles, 1 de julio de 2015

Crítica V/H/S Viral por Rubén "Reaper" González






Viral es la tercera entrega de la trilogía iniciada en 2012 con la primera V/H/S. Que proponía una antología de historias de fantaterror grabadas en formato found footage o mockumentary (cámara en mano o mediante todo tipo de grabaciones supuestamente encontradas). 

No voy a mentir a nadie: DETESTO este género. Tan solo El Proyecto de la Bruja de Blair ha logrado que esta forma de realizar películas funcione de verdad y que sea vital a la hora de contar la historia. Cierto que hay unas pocas películas más que se salvan de la quema. Pero la mayor parte de ellas solo consiguen marear al espectador y librarse de enseñar cosas para ahorrarse una pasta en la producción. Pero de todos modos, la culpa de que no me guste V/H/S no es por el formato. Si no por las historias que lo componen. De hecho, de momento, solo salvaba una historia de las dos primeras entregas: Safe Heaven. El segmento dedicado a esa malrollera secta. 

Pues sí, V/H/S no las tenía todas consigo para hacerme cambiar de idea con su tercera parte. De todos modos quise darle la oportunidad a Viral para resarcir a sus dos predecesoras.

Al igual que ocurre con todas las entregas, Viral tiene una historia que actúa como hilo conductor de todos los segmentos. En esta ocasión, parece que los jóvenes de una ciudad viven obsesionados con lograr hacer un vídeo viral que sea un éxito en internet. Nuestro protagonista decide salir a grabar una extraña persecución policial que pasa por su casa. No tiene ni idea del infierno que está a punto de vivir.

Algo que nunca me gustó de V/H/S fueron las historias hilo conductor que, a pesar de que tenían buenas premisas, no llegaban a funcionar. Y lo mismo ocurre con esta. Que a pesar de ser bastante buena y original, por no trabajarla, queda todo bastante tosco y mal desarrollado. Una pena, porque parece que quería tratar de unir todos los hechos ocurridos en las anteriores entregas con el fin de realizar un final épico que queda en un simple intento con Beethoven sonando de fondo.

La primera historia es Dante the great. Contado como si de un programa de investigación sensacionalista se tratase, conoceremos la historia de un mago de pacotilla que llegará a convertirse en toda una sensación cuando se haga con una capa que parece ser que perteneció al mismísimo Houdini. El hombre es sospechoso de una serie de desapariciones de jóvenes, y parece ser que la misteriosa capa tiene mucho que ver en el asunto.



Lo cierto es que nos encontramos ante una historia bastante buena. Una premisa interesante, actuaciones decentes, una puesta en escena bastante increíble para tratarse de una producción low cost como esta (los efectos a la hora de mostrar las habilidades mágicas de Dante no están nada mal), y el brutal MOMENTAZO con los SWAT es de lo más memorable. Salvo por unas escenas en la parte final que descolocan (quién grababa ese enfrentamiento), nos encontramos ante un segmento decente para arrancar (OJO. He dicho decente, no bueno ni memorable).

En Parallel Monsters del director patrio Nacho Vigalondo (Los Cronocrímenes, Open Windows), se enfrasca en otra de sus producciones de ciencia ficción tan extravagantes y arriesgadas. Un hombre construye una rudimentaria puerta que comunica con otra dimensión en la que su doble paralelo ha hecho exactamente lo mismo. Deciden intercambiarse por un cuarto de hora sus realidades... con terroríficas consecuencias.

Como siempre suele ocurrir, estamos ante una buena premisa. Pero que acaba desinflándose. Y sí, entiendo que lo más seguro es que el director quería transmitir esa sensación de desconcierto que tiene el protagonista al explorar esa otra demencial realidad. Pero lo único que hace eso, es aumentar la sensación de que acabamos de perder unos cuantos minutos al ver algo que no tiene sentido. Habría valido mucho la pena que el director se hubiese parado un poco para entender, al menos un poco, ese mundo y sus gentes con monstruosas entrepiernas.

Las actuaciones son bastante penosas. Pero de todos modos no hay que quitarle el mérito a Nacho por querer contarnos una historia de ciencia ficción que homenajea a Cronenberg y a cintas tan emblemáticas del género como La Invasión de los Ladrones de Cuerpos.

Y terminamos con Bonestorm, donde una panda de tarados skaters deciden largarse a México para grabar sus acrobacias en un extraño lugar plagado de extraños símbolos y un curioso altar. Los adolescentes terminan por encontrarse con un culto a la Santa Muerte que dará comienzo a un salvaje y sangriento enfrentamiento. Y ya está, Bonestorm no ofrece nada más que eso. Y hasta llega a hacerse bastante aburrida debido a su extensa duración que, aunado a unos personajes de lo más odiosos, no hacen más que desquiciarnos cada vez que parezca que se van a librar de los inquietantes miembros del culto.



Se ve que una cuarta historia no acabó en el montaje final. Pero dudo mucho que nos hubiésemos encontrado ante otro Safe Heaven que salvase la cinta.

V/H/S: Viral vuelve a repetir los fallos de sus predecesoras. Mostrándonos historias con premisas decentes e incluso muy interesantes pero con un desarrollo y realización que hacen que el conjunto sea toda una decepción.

Seguiré diciendo que de V/H/S me quedo con su fantástico arte en las increíbles portadas ilustradas de sus segmentos.



Todo parece indicar que Viral pone punto y final a V/H/S. Aunque no me sorprendería que continuasen explotando la fórmula. Aunque lo harán sin mí. He acabado detestando demasiado esta saga. Mantendré mis esperanzas en la posible tercera entrega de The ABC´s of the Death que aunque más de una vez abogan de los mismos fallos que los segmentos de V/H/S, gracias a lo brevísimo de la extensión de cada historia, consigue ser más disfrutable que V/H/S.



Lo Mejor: El intento de conectar las dos anteriores antologías.

Lo Peor: Todo lo demás.




0 comentarios:

Publicar un comentario