miércoles, 10 de diciembre de 2014

Crítica: Interstellar por Rubén "Reaper" GonzáleZ


Tras lograr un soberbio resultado con la reinvención de Batman en su trilogía de El Caballero Oscuro, todos teníamos ganas de saber qué sería lo siguiente que haría Cristopher Nolan (Memento, Origen). No tardamos en descubrir que su nueva película se titularía Interstellar y que sería su nueva apuesta a el género de ciencia ficción por parte del director. Pero poco más se supo, incluso los trailers que pudimos ver no revelaron gran cosa (a parte de lo sabido, ya por el título, del papel clave que tendrían los viajes interestelares). Pero al fin pude asistir al estreno de esta película, y creo que ya no sorprendo a nadie si digo que Interstellar es un PELICULÓN con todas las letras. También sé que esta crítica llega “un pelín tarde”, pero por si acaso aún queda alguien que no conozca de la existencia de este título o que aún esté dudando el ir al cine a visionarla, ahí va:
La película nos arroja sin ningún reparo a un desalentador futuro que no parece tan lejano en el que la humanidad agoniza en un planeta que está a punto de convertirse en su tumba. Puede existir una esperanza para la humanidad... pero, ¿para toda?... “La humanidad nació en la Tierra, pero no estaba escrito que muriese en ella” (ACOJONANTE Y CONTUNDENTE FRASE PROMOCIONAL).

Será entonces cuando entre en escena la NASA, quien ha estado oculta a los ojos del mundo, pero que nunca ha abandonado la misión de salvar la humanidad. ¿Cómo? Pues ha echado un ojo a una serie de planetas alejados de nuestro sistema solar en el que es muy posible que en algunos de ellos sea habitable para la especie humana. Con lo que es necesario enviar una tripulación que los evalué y encuentre un nuevo hogar en una desesperada carrera contrarreloj antes de que sea demasiado tarde…
Puede que al leer esta sinopsis el lector aún no le entusiasme del todo la idea de visionar Interstellar y que, incluso, le pueda parecer “una cinta más” de ciencia ficción… Permítame decirle que está muy equivocado. Interstellar no es como nada que haya visto nunca… y a la vez sí.

Sí, lo sé, me he contradicho. Pero es como si me preguntan si Interstellar es simple o no. Diría lo mismo: a la vez sí y no. Su premisa puede ser lo más simple, pero el desarrollo y la manera que tiene Nolan de contárnoslo y mostrarlo, es lo que lo hace verdaderamente profundo.


Hay que comentar una cosa de esta película. Y es su duración. Espero no sorprender ya a nadie si digo que Interstellar es la película más larga de la filmografía de Nolan (sí, más que El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace). Son 169 minutos de descubrimientos, sufrimientos y un tenue atisbo de esperanza a bordo de la Endurance viajando por la negrura del espacio. Puede que a alguno se le pueda hacer pesada la película. Pero personalmente, creo que será porque no ha sabido implicarse con ella y sus personajes. Porque en mi caso, el visionado de Interstellar no se me ha hecho para nada largo ni pesado. Nolan ha sabido contarme una historia tan transcendental y profunda sin hacerme bostezar ni una sola vez.

Si hablamos del reparto, hay que hablar de Matthew McConaughey (Contact, El Lobo de Wall Street). Este actor que está viviendo una gran etapa en su vida artística tras darnos una soberbia interpretación junto a Woody Harrelson (Bunraku, Bienvenidos a Zombieland) en la primera temporada de la serie True Detective y con su estelar aparición en el último bombazo de Martin Scorsese (Taxi Driver, Gans of New York). Y en Interstellar nos regala un nuevo y estupendo personaje (que no está tan lejos de su Rust en True Detective) y una nueva e increíble interpretación. Y es que, él solito es capaz de salvar la película y al resto del reparto y el que sale mejor parado. Solo tenemos que ver la desgarradora escena de su personaje visionando las grabaciones de sus hijos tras su visita a aquel demencial planeta (sin palabras me dejó esta escena).

Michael Caine (Origen, El Caballero Oscuro), claro actor fetiche de Nolan, está estupendo, como siempre. Y escucharlo recitar ese poema antes de que los tripulantes de la Endurance inicien su periplo para salvar a la humanidad, sobrecoge de verdad.

Sobre Anne Hattaway (Los Miserables, Alicia en el País de las Maravillas), he de decir que es una de las actrices que menos me gustan (OPINIÓN PERSONAL) del panorama Hollywoodiense actual (antes está Jennifer Lawrence). Y aunque en esta película, a pesar de no haberme encantado ni transmitirme casi nada con sus continuos pucheros y diálogos sobre la importancia del amor para el ser humano, sí que ha acabado quitándome el mal trago de su Catwoman en la última entrega de la trilogía del Caballero Oscuro. Los demás cumplen bastante bien. Y aunque Jessica Chastain (Veronica Mars, El Árbol de la Vida) no ha estado nada mal, me quedo con las versiones joven y anciana de su personaje, Murph.

Interstellar es una GRAN película de ciencia ficción. En el guión vemos la mano del hermano de Cristopher. Y se han inspirado en el trabajo del reputado físico teórico Kid Thorne (al que han tenido como asesor). Hasta la NASA le ha dado su visto bueno a este film. Pero tranquilos, que aunque pueda parecer abrumar tantas teorías físicas, los Nolans se han encargado que tenga explicaciones entendibles para la mayoría del público.


He de resaltar un detalle que me ha entusiasmado y que pocas veces se emplea en el cine: En el espacio no se transmite el sonido. Y Nolan se encarga de aprovechar esas escenas fuera de la nave.
Por supuesto que Interstellar tiene sus fallitos y clichés (a riesgo de poder acariciar el SPOILER mencionaré la parte del Dr. Mann), pero hasta en esto, Nolan sale airoso.

Otro detalle que ME HA ENCANTADO. Han sido los robots de esta película. Sí, en Interstellar encontraremos robots. Y he de decir que son de lo mejorcito que ha parido el género de ciencia ficción en mucho tiempo. Aunque a algunos no les acaben de gustar, creo que estas máquinas son parte clave del éxito de esta película. Ya solo partiendo de su innovador diseño y pasando por sus salidas de tono y chistes que son MUY de agradecer y que quitan hierro al asunto y a las situaciones dramáticas (¿Os imagináis Interstellar sin TRAS y sus colegas? Los cines tendrían que vender paquetes de pañuelos de papel en vez de cubos de palomitas… Y aún así, no nos libraremos de una buena llorera). Además, se le acaban cogiendo tanto cariño (o más) como a los pilotos humanos.

Nolan vuelve a recurrir a Hans Zimmer para que realice la BSO de su nueva película. Y como siempre, el resultado es INMEJORABLE. Zimmer vuelve a encandilar nuestros oídos con esas composiciones a órgano que llegarán a ponernos los pelos de punta en más de una ocasión, y que casan a la perfección con el conjunto del film.

Hay un antes y un después para el espectador tras ver Interstellar. Y ese momento lo marca la parte en la que nuestro protagonista entra en el agujero negro. Es aquí cuando Mr. Nolan vuelve a proponerse a sorprender “aún más” al espectador. Tendréis que verlo para creerlo (a todo esto, hay que decir que el apartado visual de esta cinta es INCREÍBLE)…

Interstellar es algo más que una película de ciencia ficción. Es una historia de padres e hijos. De fantasmas que poco tienen que ver con lo sobrenatural. Es un relato de dolor y esperanza. Una pequeña mirada a la negrura del espacio y los secretos que oculta. Y del tiempo, tan relativo e implacable. Interstellar es una película de las que te marcan, de las que se quedan grabadas en tu subconsciente y que hacen que salgas maravillado de la sala de cine y contemples el estrellado cielo nocturno, sintiéndote tan pequeño e insignificante, y tratando de desentrañar los misterios que están esperándonos ahí arriba.
Una película para pensar, sentir y disfrutar.

BRAVO MR. NOLAN. BRAVO.  

Lo Mejor: McConaughey. Su apartado visual y lo increíble que es a pesar de lo simple de su premisa.


Lo Peor: Los fallitos y clichés que pueda tener.


2 comentarios:

Un acertado comentario. Ciertamente creo que los errores, si así se le pueden llamar, consisten en algunas omisiones y clichés en lo que respecta a viajes espaciales. Lo que más me ha encantado de esta película es el guión y sus fabulosos efectos especiales. Ojalá Nolan nos sorprenda con otra entrega de ciencia ficción, creo que lo ha hecho de maravilla. :)

Gracias por tu comentario, Victor, esperemos que Nolan vuelva a sorprendernos, como bien dices, con otra película de ciencia ficción :)

Publicar un comentario