sábado, 25 de julio de 2015

Retro-Crítica: Evil Dead por Rain Cross




Hablar de Evil Dead (1981) es hablar de una de las películas más míticas del cine de terror. Y es que esta cinta escrita y dirigida por Sam Raimi es un film de culto dentro del género.

Los años transcurridos no le han quitado ni un ápice del encanto que tenía allá por los ochenta, aunque los efectos especiales puede que pierdan algo de efectividad. Pero para ser sinceros, el látex y el rimel esparcido por los ojos aún conservan ese ‘toque’ que la hace única.

El argumento es simple: un grupo de cinco jóvenes universitarios deciden pasar un fin de semana en una cabaña apartada en el bosque. Allí encuentran un libro hecho de carne humana y escrito por sangre titulado ‘El Libro de los Muertos (mejor conocido como Necronomicón Ex Mortis)’ que truncará sus perfectos planes.


Hay que señalar uno de los puntos fuertes de la película (a parte de la sangre y el gore): Ashley ‘Ash’ Williams, interpretado por el carismático Bruce Campbell y al que tendremos el placer de volver a ver en la serie basada en esta saga Ash vs Evil Dead. Pero de esto último ya hablaremos más tarde.

Primero centrémonos en la primera parte de esta trilogía.

Ash es, sin duda, el héroe indiscutible de esta saga. Un personaje que, si bien en Evil Dead está algo comedido, en las siguientes partes es chulesco y cómico. El único capaz de enfrentarse a los diferentes demonios que les acecharán y salir victorioso de ello. O eso parece.

Ellos son, precisamente, otro de los platos fuertes de Evil Dead. Y es que Raimi nos presenta unos demonios aterradores y burlones que sacaran más de una sonrisa al espectador. Su risa estridente y sus ojos blancos dan escalofríos a pesar de que los fx se vean algo falsos.


La sangre está presente a lo largo de todo el metraje, e incluso deja una escena que a mi me pareció anecdótica: cuando Ash entierra el cadáver de su novia Linda y ésta le ataca, nuestro héroe la decapita a palazos. Y es ahí donde está el fallo, y es que Ash queda cubierto de sangre para aparecer con el rostro limpio en la siguiente escena. También en una escena anterior, cuando Ash intenta descuartizar a Linda, el colgante que lleva puesto está en una posición diferente en cada plano, Pero se lo perdonamos, ¿a qué sí?

Y es que a pesar de los años transcurridos y de las nuevas técnicas en cuanto a caracterización y efectos especiales, Evil Dead siempre estará en los corazones de los amantes del buen cine de serie B.

Evil Dead es sin duda una de las películas de mi infancia, y a la que siempre le tendré un cariño especial, así que debo de reconocer que el anuncio de la serie basada en esta trilogía, Ash vs Evil Dead, fue una de las mejores noticias que podía escuchar sobre la pequeña pantalla. Y el saber que Bruce Campbell repetirá en el papel de Ash y que Sam Raimi estaba involucrado en el proyecto y que incluso dirigirá el primer capítulo me dieron unas expectativas muy altas respecto a esta serie.

Esperemos que no defrauden.



2 comentarios:

Lo que no me gusta es el remake de la primera de Evil Dead; bueno, no me suelen gustar los remakes, aunque ahora esté escribiendo sobre ellos...

Depende el remake, este no me desagradó, la verdad, aunque el original tiene ese toque especial y de serie b que le falta a la nueva versión. A ver la serie :)

Publicar un comentario en la entrada