lunes, 18 de enero de 2016

Los mejores juegos de 2015.




2015 nos ha dejado grandes hitos en la industria del entretenimiento. Cine, música, videojuegos... Pues hoy os vamos a comentar cuáles han sido los 3 mejores juegos del año que hemos dejado atrás. Sin más preámbulos, empezamos.

3- Metal Gear Solid: The Phantom Pain.

Cuando hablamos de la saga Metal Gear, hablamos de Hideo Kojima, su creador, su padre. Un nombre en el olimpo de los creadores de videojuegos. Y la cosa no iba a ser distinta con el lanzamiento de la última entrega de Metal Gear V: The Phantom Pain... O si.

Todo aquél que esté puesto en el mundo videojueguil sabrá de buena mano los dimes y diretes en los que estuvieron metidos Kojima y Konami, rompiendo al final su relación por completo y dejando la producción de MGSV pendiendo de un hilo (cosa que se nota en las misiones finales). Konami, poseedora de los derechos de la saga, terminó el trabajo, pero lo hizo mal y deprisa, motivo por el que se encuentra "solamente" en mi tercera posición de videojuegos del año.

En MGSV nos ponemos en la piel del mítico "The Boss" o Snake, como queráis llamarlos que, tras los eventos dados en Ground Zeroes, la entrega anterior, se encuentra en un estado de coma del cual despertaría muchos años después descubriendo como ha cambiado el mundo... Y él.


En el apartado gráfico nos encontramos con un juego sobresaliente, un juego que ha sabido explotar las actuales tecnologías y llevarlas a buen puerto para conseguir la experiencia más realista. Los movimientos son muy fluidos, la calidad en los pequeños detalles es despampanante (como D-Dog y su pelaje) así como las animaciones de armas, vehículos y demás.  
Los efectos atmosféricos están totalmente logrados, alcanzando gran realismo sobretodo cuando llueve, formándose charcos y empapando por completo a nuestro personaje. Todo esto gracias al motor gráfico Fox Engine (A Kojima le gustan mucho los zorros, por lo visto). 

Nos metemos en el apartado de audio. La banda sonora acompaña en todo momento a las peripecias de Snake, aunque lo más sobresaliente y característico de esta saga es el escuchar músicas contemporáneas de la época como: Take on Me, Gloria, The Final Countdown... Y si eres de esas personaes que no les gusta este tipo de música, el juego te da la opción de introducir tus propias canciones, nada mal.

En cuanto a la jugabilidad... Si bien estamos en el Metal Gear más abierto de la historia, nos encontramos con una jugabilidad que para mi es algo rara: Tenemos total libertad para movernos por todo el amplio mapa de las dos regiones que desbloquearemos según avancemos en la trama: Afganistán y  Angola-Zaire. Aquí podremos hacer un montón de misiones secundarias que son prácticamente lo mismo: Extrae al prisionero, destruye el convoy, busca información... Y una vez aprendido el mecanismo, se vuelve repetitivo. En cuanto a la historia principal, eso es harina de otro costal. Todo se basa en capítulos en los que iremos avanzando mientras hacemos frente a la amenaza que se cierne sobre el mundo, empezando por montar nuestro propio ejército, de nuevo.
La base de Diamond Dogs es el lugar en donde Boss descansará, ampliará para añadir nuevas funciones, alistará a nuevos combatientes y donde guardará los recursos que extraiga del campo de batalla.

La IA está muy pulida, es eficaz y obliga al jugador a experimentar el verdadero espíritu de la saga: el sigilo. 
También contamos con un ciclo día-noche completo, pudiendo así cambiar nuestro planteamiento para las misiones: En plan rambo en plena luz del día o siendo una sombra a media noche. A elección del jugador.

El mítico códec deja paso a una inmensa colección de cassettes en los que podremos ahondar más en el trasfondo de la historia de The Phantom Pain.

En resumen: Estamos ante el mejor juego de la saga (tal vez obviando aquél mítico de la ps one) en la que hay luces y sombras. El trato que recibió Kojima al ser despedido de Konami llevó al videojuego a ser completado de una forma brusca, cosa que podemos notar a partir de la segunda parte del juego y que por lo tanto para mi, a pesar de su brillantez, le hace flaquear al final. Por eso está en mi tercera posición.


2- Fallout 4.

Bethesda no podría faltar en la lista. Tampoco podría faltar Fallout 4. Probablemente uno de los juegos que más hype creó a lo largo del 2015 hasta su salida. Un fallout que según sus creadores, cambiaría para siempre la visión de los jugadores de la saga hacia el título. Pues bien, lo consiguieron, pero... ¿Para bien o para mal? Ahora lo sabremos.

En Fallout 4 nos ponemos en la piel de Nate o Nora (según el sexo que elijas), los cuales viven idílicanmente en una pequeña urbanización a las afueras de Boston, con su hijo Shaun. Nate es un veterano de Alaska, combatió a los chinos en Anchorage. Pero en ese mismo día el mundo se sumió en la Gran Guerra Atómica. Por suerte, fueron seleccionados para entrar en el refugio 111, al lado de casa (qué suerte eh?) 
En algún momento, alguien abre la cápsula de nuestro amado/a y le dispara, matándole y llevándose a nuestro hijo. Despertamos algunos añitos después y comenzamos a buscar a nuestro hijo. Esta es la historia de Fallout 4.



De todos es sabido que Bethesda le pone mucho cariño y empeño a sus juegos, pero hay cosas que siempre disgusta a una parte de los jugadores... veamos.

Apartado sonoro. Totalmente acorde con la ambientación y las situaciones. Música de los años 50 que agrada a todo aquél que juega. Único juego de la lista que está doblado al castellano. (Pequeño tirón de orejas para los encargados del doblaje. No podéis doblar a Curie, un personaje que obviamente hace referencia a Marie Curie, francesa y no ponerle el acento francés que por ejemplo le otorgan en el doblaje inglés. Así pierde todo el carisma el personaje)

Jugabilidad: El mejor fallout hasta la fecha. Tendremos multitud de nuevas opciones que no poseíamos en anteriores entregas. Podremos "tunear" nuestras armas, haciendo que una pistola se convierta en un rifle de francotirador, una pequeña pistolita de plasma en una potente escopeta... Y no acaba ahí la cosa. El añadir el marco de la servoarmadura (algo así como un esqueleto en el que se pone la servoarmadura) nos da el poder de mezclar partes de servoarmaduras. Ya sea el casco de la servo de un bandido con el pecho de una T-60. También podremos mejorar las armaduras y añadirles accesorios y pinturas.

En esta entrega, bethesda añade otra gran baza: Los asentamientos. El sueño de todo arquitecto de los juegos de rol. Poder construir a tu gusto un pueblo en el que la gente vivirá, trabajará y defenderá de los invasores. Que siempre has querido tener una casa de tres plantas para ti solo? Pues la construyes. Que quieres tener el lugar más seguro de la Commonwealth? Pues construyes puestos de vigilancia y torretas defensivas.

Esta vez la chatarra sirve para algo más que adornar y llenarte los bolsillos con mierda radiactiva: podremos desmantelarlo para poder obtener materias con las que crear o mejorar cualquier cosa que necesite el susodicho material.

Volvemos a contar con un sistema de facciones similar al de New Vegas. Y digo similar porque no es igual. Si es cierto que llegado un momento tendremos que decidir a qué facción o facciones nos aliamos pero... No influye más allá de la relación con las mismas facciones entre si (si eliges la primera que es enemiga de la segunda, obviamente toda la peña de la segunda se volverá hostil). Obtendrás algunos benefícios únicos pertenecientes a tu facción.

Como habréis podido observar, he dejado el apartado gráfico para el final... Porque para mí es el más conflictivo. Puede que Bethesda haya apostado fuerte en otros aspectos del juego, ya sea su jugabilidad, su historia y su apartado sonoro pero... En el apartado gráfico han ido sobre seguro. Apenas han innovado con respecto a su anterior juego (Skyrim) del cual usaron su motor gráfico, con mejoras para poder traer fallout 4 a la vida.
Si bien hay ciertos aspectos, como la iluminación, bastante conseguidos, hay otros, como el tema de la tardanza en la carga de las texturas, la distorsión creada por la iluminación creada entre los árboles y algunas cosas más ensombrecen al título. Señores, que era 2015 el año del lanzamiento, no era 2011 (el año en que se sacó al mercado Skyrim) para sacar un juego con tal motor gráfico.

Ojo, no digo que el motor gráfico sea malo, digo que es muy mejorable. Las animaciones de los personajes siguen siendo algo artificiales e irreales en algunos casos. Las animaciones de las armas están bien conseguidas. No tanto esas animaciones especiales que aparecen cuando das el "toque de gracia" a un personaje. Pasar de estar estático a moverte dos metros adelante sin caminar y atizar con la culata al enemigo queda muy robótico.

En resumen: Un gran juego que te entrega cientos de horas, literalmente, de exploración en un mapa que, aún no siendo tan grande como anteriores entregas, está mejor completado con cientos de lugares que explorar, una rejugabilidad muy alta debido a sus múltiples elecciones y la construcción de tus propios asentamientos hacen de este para mi el segundo mejor juego de 2015...


1- The Witcher 3: The Wild Hunt.

Se veía venir. Se veía venir que este sería para mi el mejor juego del año pasado. Un rolero como yo no podía dejar de ver en esta obra de arte la mejor representación de como una empresa que trabaja para los jugadores y no tanto como un método para ganar dinero, puede llegar a lo más alto.



En The Wild Hunt seguimos con la historia de Geralt de Rivia, brujo, que continúa su búsqueda de su amante Yeneffer (la cual estuvo buscando desde el principio del segundo juego) y más adelante de su ahijada, Ciri.

El apartado gráfico es simplemente magnífico, roza casi la perfección. Las ambientaciones, las animaciones, tanto de personajes como en el combate, el clima... Todo ello se une para crear la atmósfera y la magia perfecta para el mundo de The Witcher.

El apartado sonoro está dotado de una gran calidad musical, que algunas veces se vuelve chirriante al interrumpir de golpe en el combate. La calidad de las voces de los personajes denota profesionalidad (aunque no está doblado al castellano, como sí que lo está por ejemplo Fallout 4). 

Jugabilidad. Aquí ha habido controversia debido a la dificultad que experimentan algunos jugadores a la hora de manejarse con los controles. Vale que no sean los controles más fáciles del mundo, pero The Witcher nos otorga muchas opciones de combate, con poderes mágicos como las Señales (Igni, Quen, Aard...) Que nos ayudarán en nuestra danza de la muerte contra los enemigos. La ejecución de combos en combate está bastante conseguida, aunque los movimientos sean los mismos.

Como en todo juego de rol que se preste, nos encontramos ante un mundo abierto (el primero en la saga) en el cual podremos movernos a nuestras anchas, visitar poblados, aceptar misiones y ayudar a aquellos que creamos oportuno. Podemos simplemente seguir las misiones principales o por el contrario, sumirnos en la inmensidad de misiones secundarias que nos ofrece el juego. 
Estas misiones secundarias, quitando algunas que pueden ser algo más... comunes, el resto poseen su propia historia, no son las típicas de ve a cierto punto, mata a tal, o recoge esto. El mecanismo de misiones se centra mucho en las habilidades sobrehumanas de Geralt, capaz de seguir rastros tales como huellas, olores o sonidos gracias a sus sentidos agudizados (debido a su condición de brujo).
No se me puede olvidar el adictivo Gwent, un minijuego de cartas con el que podrás retar a multitud de personas y hacerte con sus cartas.

Si te gustan los juegos largos, con una gran historia, paisajes preciosos y un buen acompañamiento musical, pues The Witcher 3 es tu juego.

Menciones especiales.

También a lo largo de 2015 ha habido juegos que han llamado mi atención, o se han ganado mi admiración como hayan podido ser Mad Max, Dying Light, Gta V (para pc, todos los juegos que comento son de pc), Starcraft 2... 

Para vosotros ¿Cuales son los mejores juegos del año pasado? ¿Modificaríais la lista o estáis de acuerdo? Comentad!!




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada