lunes, 19 de septiembre de 2016

La Sala Común: Preacher 1.T





Garth Ennis, uno de los guionistas más irreverentes y extremos del mundo del cómic, tiene en su haber una considerable obra. Pero si preguntamos por la más popular y la que podríamos considerar su obra magna, todas las opiniones apuntarían a Predicador. La serie de novelas gráficas acogidas por el sello Vértigo de DC cómics y con la que contó con el arte y ayuda de Steve Dillon. Ambos comenzaron en 1995 esta increíble historia que tenía a la religión como base y que llegaba a parodiar de las formas más increíbles y censurables posibles. Además de desbordar un marcado estilo "road movie" y western. Por no hablar de la gran variedad de personajes y situaciones rocambolescas que se daban en cada uno de sus números.

La idea de adaptar Preacher llevaba considerándose desde hace muchos años. Siendo concebido en un principio como una película que nunca llegó a hacerse. Y es normal teniendo en cuenta lo grueso de la obra y los temas a tratar. Así que el formato televisivo se veía como la solución para dar vida a la cruzada de Jesse Custer, Tulip y Cassidy.




El canal AMC, además de ser famoso por dar a los espectadores Breaking Bad, ya se ha encargado de adaptar otro querido cómic como es The Walking Dead teniendo gran éxito. Por lo que no era raro que se apuntasen a intentar repetir el éxito. Además se reveló que la serie iba a estar conducida por Seth Rogen y Evan Goldberg. Un tandem que es conocido por alocados títulos como Juerga Hasta el Fin y La Entrevista.

¿Y qué ha ocurrido al final con Preacher?

Está claro que adaptar una obra como esta (que ha llegado a editarse dividiendo sus números en Antiguo y Nuevo Testamento) es un tema peliagudo. Pero además, decidieron que esta primera temporada funcionase como un Preacher#0. Una especie de prólogo que sirviese para explorar más la faceta de predicador de Jesse y mostrarnos más del pueblecito de Anville. Algo que ya podía mosquear a los fans de las viñetas (teniendo en cuenta el destino del pueblo mostrado ya en sus dos primeras páginas). Y es que la serie decide tomarse su tiempo para apretar el acelerador... quizás demasiado tiempo.

No suelo ser de los que se quejan de los ritmos lentos o pausados si estos se justifican. Cosa que creo que no es el caso en Preacher.




Sí, la serie ya cojea bastante si la tratamos como adaptación. Aunque es cierto que de esto casi no se libra ninguna. Y tampoco es el caso de que se traslade viñeta a viñeta la obra. De hecho, en un principio hasta a mí me interesó ver si merecía la pena este prologo. Pero ha resultado ser exasperante, alargado al exceso, mostrando tramas y personajes con los que dan la sensación de no ser más que paja argumental para engordar la temporada y que apenas aportan nada. Situaciones que llegan a rozar lo más absurdo (y teniendo en cuenta de que la obra original también los tenía... pero sabiendo usarlos). 

Pero está claro que la serie logrará captar la atención de bastante espectadores. Esto es gracias a todo lo que hacía grande a la obra original (y que aquí solo se puede atisbar). Pocas veces podremos asistir a lo que veremos en Preacher. AMC presenta a medio gas el mundo y personajes ideados por Ennis y Dillon. Y hay que admitir que la ambientación y estética son excelentes. Preacher ha tenido siempre presente al western como uno de sus referentes. Y este canal tiene tradición produciendo este tipo de historias: Hell on Wheels, Broken Trail, Into the Badlands en su vertiente post apocalítica... e incluso Breaking Bad tenía tintes de este género a lo largo de sus temporadas.



Y sí, además tenemos unas cuantas de las mejores escenas y secuencias vistas en la televisión actual (la parte de la pelea en el motel es para aplaudir). Y, aunque trasladado a medio gas, los censurables o extremos temas que suele tratar Preacher se tocan en la serie. Convirtiéndola en una serie bastante atractiva.

Además. destaco el soundtrack y BSO que sí que le van como anillo al dedo a esta serie.

Pero vamos con lo que importa: el trío protagonista. 

Dominic Cooper (Howard Stark en Agente Carter y Capitán América: El Primer Vengador) trata de lucirse encarnando a Jesse Custer. Pero a pesar de notarse una mejoría desde los primeros capítulos, aún no logra conectar del todo con el espectador. Bastante tibia su participación.

Aunque podríamos ponernos puntillosos con respecto al aspecto físico de su personaje. Todos sabíamos que Joe Gilgun nos daría un buen Cassidy. Solo hace falta ver su participación en la serie Misfits. Aunque bien es cierto que parece no querer salir de los registros de su personaje del serial de los jóvenes con superpoderes. Pero tranquilos, el personaje sigue siendo igual de genial (a pesar de una subtrama bastante prescindible) y nos dará muchos de los mejores momentazos de la serie.




Y ahora sí, toca hablar del plato fuerte. Porque, aunque la sorpresa inicial al saber que Ruth Negga (Agentes de SHIELD, Warcraft) sería Tulip fuese negativa (es que el tema del cambio de raza en los personajes es un terreno peliagudo), todos nos hemos tenido que tragar con gusto nuestras palabras. Porque la Tulip de Ruth es sin duda lo mejor de Preacher. Fuerte y fascinante. De todos los cambios y añadidos presentados por esta serie (que no son pocos), todo lo concerniente a Tulip es lo más agradecido y lo que sale mejor parado del conjunto.




En cuanto a los secundarios... Tenemos a un decente Jackie Earle Haley (Watchmen, Dark Shadows) como Odin Quinncannion (que además se presenta como antagonista de la temporada). A Ian Colletti como "Caraculo", quien es injustamente apartado de la trama en el ecuador de la serie (su padre en la ficción tampoco corre mejor suerte) y a un Santo de los Asesinos que se las han ingeniado para hacer que su presencia en esta temporada llegue a ser aburrida en la parte final.

Los demás (la mayoría creados para la ocasión) a pesar de mostrar las extravagantes características o personalidades con las que tanto gusta jugar a Garth. No llegan a justificar su presencia y tiempo en pantalla.




La AMC ha tomado una decisión MUY arriesgada con esta primera temporada. Aún con las atractivas promesas de lo que está por venir, esta temporada puede hacer perder el interés a los conocedores de la obra original. E incluso los neófitos puede que lleguen a bajarse del carro antes de tiempo. Y sí, se nota que hay intención de que la cosa vaya para largo (apenas se ha hablado de Génesis). Pero Preacher necesitaba llegar con toda la fuerza y contundencia con la que se mostró en 1995. Ser un evento televisivo y no esta tibia carta de presentación.

Aún con todo, puede que los descontentos deberíamos no perderle del todo la pista. Lo más seguro es que la cosa solo vaya a más. Y que ahora sí que demuestren el verdadero potencial de esta historia... o puede que todo se termine diluyendo para tener otro insulso serial como The Walking Dead...




Lo Mejor: Tulip. La atmósfera y ambientación. Aún con todo, se agradecen los temas y personajes Made In Ennis que presentan sin terminar de mojarse del todo.

Lo Peor: La concepción de este prólogo ha resultado ser exasperante e incluso se siente "innecesario".




2 comentarios:

AMC se la ha jugado bastante planteando esta temporada como prólogo introductorio del universo de 'Preacher'. Habiendo leído el cómic creo que sí era necesario algo así. Otra cosa ha sido el cómo. A ver si en la segunda temporada termina de arrancar.

Un saludo.

Gracias por tu opinión :) habrá que esperar a ver su segunda temporada.

Un saludo.

Publicar un comentario