viernes, 2 de septiembre de 2016

Crítica Cazafantasmas (2016) de Paul Feig





Vivimos en una época en la que los estudios miran al pasado. Concretamente a los ochenta. Una década que dio para muchas buenas y memorables historias que hoy en día siguen fascinando como la primera vez que se estrenaron. En este astuto movimiento tenemos casos como reactualizaciones como Robocop, Desafío Total o Noche de Miedo. Reboots como el de Posesión Infernal (aka Evil Dead) y hasta propuestas originales que homenajean a grandes clásicos como es el caso de la serie Stranger Things (de la que hablaremos en Castle Rock proximamente). 

Y cómo no, era cuestión de tiempo que le tocase el turno a los Cazafantasmas de actualizarse.




Aunque tras el estreno de la secuela de la legendaria comedia sobrenatural, allá por finales de los ochenta, el público esperaba una película que cerrase la hipotética trilogía. Esta nunca llegó... Los años pasaban y el cast se embarcaba en otros proyectos (e incluso tuvimos la triste pérdida de Harold Ramis). Pero Sony Pictures por fin decidió hacer algo con la franquicia: Darle un lavado de cara para mostrar a este grupo de defensores contra lo sobrenatural al público del siglo XXI. Para ello decidieron que el nuevo grupo estuviese conformado en su totalidad por mujeres... Y entonces Internet estalló.

Tendrías que vivir ajeno a toda la sociedad para no haberte enterado de toda la polémica y campaña de odio que ha generado esta película desde su anuncio. Desde comentarios machistas camuflados por ese "ataque" a la nostalgia de los fans de la duología original (y viceversa), a simple odio por querer realizar la película. El caso es que el linchamiento fue tal que el trailer de Cazafantasmas tiene el record de más "Dislikes" en Youtube. Por no hablar de los duros comentarios y críticas que hicieron que su director, Paul Feig, realizase comentarios cargando contra los "haters". E incluso estos, hicieron que la actriz Leslie Jones cerrase su cuenta de Twitter como hizo hace poco Joss Whedon cuando se le acusó de machista por Los Vengadores: La Era de Ultrón (todo esto meses antes de su estreno, claro está).

Si lo quieren saber. Sí, en un principio llegué a formar parte de esta turba con respecto a que el nuevo grupo fuese en su totalidad mujeres. Pero no por motivos machistas, simplemente esperaba que se diese un grupo heterogéneo como lo es el de la serie animada Extreme Ghostbusters. Y tras meses de muestras de imágenes, información y trailers, mis ganas hacia esta película aumentaron. Pasando de los comentarios de odio ciego y centrándome en querer disfrutar de un buen rato en el cine con una comedia sobrenatural.




¿Y Cazafantasmas (2016) cumple a la hora de divertir? Pues claro. ¿Revitaliza el clásico ochentero? Sin duda. ¿Entonces los haters no tenían razón? Desde luego no es ese desastre que tanto vaticinaron esos adivinos de sofá. Tampoco es la mejor comedia en años ni un peliculón (y en esto seguro que me ganaré DEMASIADOS enemigos) como tampoco lo fueron las dos películas anteriores. Y desde luego sigue la línea marcada por estas y mantiene su espíritu (y nunca mejor dicho).

En la premisa no hay ninguna sorpresa: Un grupo de mujeres se unen, tras demostrar la existencia de los fantasmas, para proteger la ciudad de Nueva York de la amenaza de estos formando los Cazafantasmas.




Aunque desde los primeros minutos, esta película apunta a diferentes horizontes. A la par que trabaja (o incluso mejora) otros aspectos mostrados en la duología original. Así es como vemos más profundizado el tema de las armas contra lo sobrenatural o incluso en los propios espectros, vemos los problemas de buscar una base de operaciones y todo lo que implica la financiación de este grupo... todo ello bien llevado, por supuesto, con muchas sonrisas.

Pero bien es cierto que no puede (o quiere) desvincularse del todo del clásico de Ivan Reitman (Poli de Guardería, Junior), sobre todo notándose en su esquema argumental. Que hace que muchos lleguen a acusar esta película de un simple remake (y que llega a pasarle algo de factura en el tercer acto). Pero el libreto co escrito por el propio Feig y Kattie Dipold logran llenar la mayor parte de la película de nuevas propuestas, temáticas y cierta y grata frescura. Porque este grupo de mujeres no son unas forzadas sex symbols (con lo fácil que habría sido meter en el reparto a Scarlett Johansson y otras cotizadas y envidiadas féminas del Hollywood actual). Y esto Feig lo aprovecha bastante (sobre todo en su primer acto). A pesar de caer en cuanto a lo del atontamiento del personaje de Kristen Wiig con el guaperas recepcionista.




Pues sí, el cast para formar este nuevo grupo de Cazafantasmas ha funcionado la mar de bien. Y no, no son meros calcos de la formación original cambiados de sexo (aunque es cierto que no se libran de algunas similitudes). Cada una tiene su personalidad propia y marcada. Destacando sobremanera al personaje de Kate McKinnon. Su Jillian Holtzman es una ingeniara de lo más alocada y divertida y que fácilmente encandilará al público. Aunque el resto también arranca risas y se hacen querer. No por nada no son unas principiantes en esto de la comedia. 

La verdadera sorpresa está en el personaje de Chris Hemsworth. Quien se toma un descansito de ser el Dios del Trueno en el Universo Cinematográfico de Marvel Studios para aparecer en esta película. En un papel que en un principio no augura nada bueno. Él encarna a Kevin, un espectacular tiarrón que por desgracia es de lo más idiota, y que acaba siendo el recepcionista de las Cazafantasmas. No hay que negar lo evidente, y es que los hombres en esta película no quedan para nada en buen lugar. Pero esto me parece que es como respuesta a esos haters. Y a pesar de que Kevin no es más que el hombre objeto y el que aporta el humor más tontorrón. Lo cierto es que uno acaba cayendo y soltando bastantes risas al acabar aceptando su humor. A esto también ayuda el que se note que el actor se lo ha pasado pipa interpretando a este personaje. Y esto también ocurre con las Cazafantasmas, quienes desbordan un buen rollo que se contagia al espectador y los hace más participes en su espectral cruzada.




Hablando del tema fantasmas. Para mí lo han bordado. Está claro que ha pasado el tiempo, y que es cierto que los espectros de las dos películas originales eran todo un portento para aquella época. Pero lo cierto es que estos no les tienen nada que envidiar a sus antecesores. Su potente luminiscencia y electrizante presencia, además de parecerme todo un acierto, casan la mar de bien con lo que cuentan en la propia película. Destaco sobre todo al Electrocutado, al fugaz exhibicionista y a los de los Espejos. Además de agradecer los cameos de viejos conocidos como El Hombre de Malvavisco, Moquete e incluso la ocurrencia de aprovechar al "fantasmita" del logo.




Si es cierto que el verdadero villano de la película acaba siendo lo más sangrante para la película. Y eso que Gozer, Zuul o Vigo tampoco eran némesis fascinantes. Pero aún podían jactarse de ser más profundos que el triste Rowan.

Pues sí, el humor que maneja esta película es bastante actual y, en ocasiones, facilón e incluso soez. Al igual que Los Simpson, se han adaptado a los nuevos tiempos. Además de que se nota el estilo de humor que trabaja Paul Feig (Espías, La Boda de mi Mejor Amiga) y la que le gusta insuflar a Melissa McCarthy en sus producciones. Esto puede hacer perder a bastantes fans que no sepan (o no quieran) aceptar esta evolución del factor humorístico.




Seguro que muchos agradecen la aparición de la clásica sintonía ideada por Ray Parker Jr. y tampoco recibirán de buena gana la reinvención de este por Fall Out Boy titulado I´m Not Afraid. Lo cierto es que, un servidor, tampoco lo recibe bien. Pudiendo haber tratado de crear una nueva sintonia en vez de valerse tanto del original. 

Aunque oficialmente estamos hablando de un remake/reboot. En ocasiones puede parecer que en realidad es una secuela encubierta. Esto comienza a entreverse con esos dos Agentes del FBI "tapapasteles" y contribuyen esos cameos del cast original que, a pesar de tener otros nombres, algunos parecen que ya han tenido antiguas experiencias sobrenaturales (sobre todo el de Dan Aykroyd). De no ser así, es una pena. Porque algunos cameos llegan a sentirse bastante "incrustados" (me vuelvo a remitir al de Aykroyd). Es una lástima que Rick Moranis (Los Picapiedra, La Pequeña Tienda de los Horrores) se negase a aparecer... ah, y no se ha olvidado de Harold Ramis.




Sí, me gustan las dos películas originales (más la secuela). Aunque no llego al nivel de fanatismo de muchos. Y de hecho, lo que más me gusta de Cazafantasmas son sus dos series animadas: Los Verdaderos Cazafantasmas y (la anteriormente citada) Extreme Ghostbusters. Donde creo que se explota de verdad la fórmula de este grupo. Y si he de ser sincero, he visto de esto en esta nueva película. Y eso me ha gustado mucho. 

Como ya había comentado. La recta final hace resentir bastante al conjunto. Esa grandilocuencia final que tanto han prodigado las películas de superhéroes acaba atragantando bastante.




Para ir terminando, Cazafantasmas (2016) es una cinta divertida que quiere revitalizar un clásico con más de treinta años de historia. Buscando nuevos fans mientras tratan de contentar a los viejos, cuya mayoría no han logrado salir del oscuro y profundo pozo de la nostalgia para disfrutar de esta nueva aventura cómica sobrenatural.

Cruzo los dedos porque el mercado doméstico y el merchandasing de esta película ayuden para que haya continuación (además de la película animada que están preparando). Desde luego, me han dejado con el mono de más Cazafantasmas.




Lo Mejor: Cumple como comedia sobrenatural. El personaje de Kate McKinnon y saber devolver todas las puyas y críticas que han recibido.

Lo Peor: No dejar claro si es una continuación (afecta bastante a los cameos), el villano y la recta final.




2 comentarios:

lo facil que es odiar lo que ni siquiera se ha visto (o leido, o escuchado para el caso es igual). Yo sigo pensando que no habia necesidad de hacer remake o reeboot pero la pelicula me gusto, me la pase bien en el cine y SI me di el gustazo de disfrutar una peli con chicas cazando fantasmas, no es el fin del mundo...

¡Muchas gracias por tu comentario, Adonita! Es cierto que esta película fue criticada mucho antes de su estreno, después, ya va a gustos, y lo importante es pasarlo bien en el cine, y en este caso, esta película lo consigue :)

Publicar un comentario