lunes, 6 de abril de 2015

Reseña Literaria: La Senda de Vesta, de Alfons Mallol. Por Harbinger


El viaje hacia Vesta es largo, pero únicamente es el primer paso hacia un peculiar cúmulo estelar, y su exploración ha forjado la mayor alianza realizada entre las tres especies sintientes conocidas. Humanos, mereleyas e IAs se aventurarán hacia las estrellas recién descubiertas mientras su precaria unidad se balanceará incesantemente, y sin poder olvidar el peligro que entraña adentrarse en la oscuridad del espacio.

Pues con esta premisa nos presenta Alfons Mallol su segunda novela de ciencia ficción. Ambientada en el universo que ya pudimos ver en Sirius 4, la alianza entre las tres razas inteligentes conocidas, se lanzan a la exploración y colonización de un nuevo y completo cúmulo estelar. 

Estamos ante una novela extensa, hablamos de algo más de 400 páginas que, a momentos se nos hará eterno y a momentos se nos irán en un suspiro. Nos encontramos de nuevo con la Sargento de primera LaFontaine, al mando de su pelotón de la Legión. Esta vez, su misión estará enfocada en la exploración del nuevo cúmulo.

Tras haber terminado de leerme la novela, me han quedado claras varias cosas: La primera es que se nota que el autor se ha currado el universo que ha creado, añadiendo multitud de capítulos dedicados a cada uno de los integrantes del pelotón de la sargento, añadiendo riqueza y profundidad a sus personajes (Tal vez en exceso, lo que convierte la lectura a veces en un poco tediosa) así como las relaciones que estos mismos desarrollan. 

Vesta es el primer intento de colonia interespecies de la historia y, para que llegue a buen término, todas las razas tienen allí sus representantes: Tanto civiles como militares. Así como las corporaciones.

Yo voy a arriesgarme y dividir la novela en dos partes: La primera, la más densa y con más aporte de trasfondo es la que transcurre desde el comienzo hasta la página 300 aproximadamente. A partir de ahí hasta el final... Chapó. Me leí las algo más de cien páginas de una sentada. No sucedió absolutamente nada de lo que me esperaba, me sorprendió gratamente. 
Entiendo que la primera parte fuese necesaria. Obviamente todo lo que aporte trasfondo a una historia es bien recibido, pero desde mi punto de vista se le ha añadido demasiado contexto personal  en algunas partes, algo más limitado hubiese estado bien. También flaquea en alguna parte de acción y misterio que hay en la primera parte que os comento, algo que a Alfons le podría haber dado mucho juego lo comenta casi como una anécdota (cosa que luego nos damos cuenta que es muy importante) 

Encuentro muy acertado y novedoso las secciones que añade entre algunos capítulos a modo de blog, donde comentan en plan noticiero algunas cosas referentes a los sucesos que nos aportarán más información.

En definitiva. Una extensa novela que no hace más que enriquecer el universo que ya pudimos ver en Sirius 4, aportando grandes cantidades de toque humano y de acción (aunque no a partes iguales) y que disfrutareis como enanos si os gusta la ciencia ficción. Desde luego que viendo el desenlace de LSDV y viendo como el autor se ha labrado un buen universo, esperaré a una tercera entrega ambientada en el mismo.




0 comentarios:

Publicar un comentario