Castle Rock Asylum

Bienvenidos a la locura.

I Antología de Relatos de Terror Castle Rock Asylum

Ya disponible en Lektu.

Colabora

Colabora con nosotros.

sábado, 20 de julio de 2019

Entrevista a Jordi Armengol y Mike Baron



Entre los páramos de Castle Rock y la oscuridad de Chica Sombra, tenemos el honor de contar con el ilustrador Jordi Armengol (Hoy me ha pasado algo muy bestia, Bribones!) y el escritor de cómics Mike Baron (Nexus, Punisher), que nos hablará sobre su proyecto Offworlder.

Primero  de todo, daros la bienvenida.

¿Cómo surgió Offworlder?

Jordi ArmengolBen Henderson es el Editor de Cautionary Comics y quien ha creado el personaje de Offworlder, que es el eje central del universo Cautionary.

Mike Baron: No estoy seguro exactamente de cómo me contacté con Ben Henderson. Ben es un tipo exitoso que ha querido lanzar su propio cómic online durante mucho tiempo. Offworlder es su idea. Se basa en su antepasado, Henry Gunn. Él me proporcionó un esquema, lo reelaboré, y cuando le gustó, escribí el guión. Fue mi idea traer a Jordi Armengol, cuyo arte explotará en los Estados Unidos como una bomba atómica.

Offworlder cuenta la historia de Henry Gunn, un vikingo que viaja a través del tiempo y el espacio para salvar a la galaxia. ¿Cuál ha sido vuestra inspiración a la hora de creerla?

Mike: El primer deber del escritor es entretener. Y para entretener, debes hacer creer al público. Para hacer creer a la audiencia, tú debes creer. Así que creo en mi historia. Entro en las cabezas de mis personajes y les dejo que me digan qué harían. En cuanto al salto a las estrellas y los viajes en el tiempo, me criaron en la ciencia ficción y puedo imaginarlos fácilmente.

Historia y ciencia ficción. ¿Os ha resultado difícil mantener el equilibrio entre esos dos conceptos?

Mike: No realmente. Uno debería avanzar el otro. La biografía de Cleopatra de Stacy Schiff me ayudó a imaginar no solo la época, sino también a la mujer, Sa'Ra.

Vuestro proyecto está en Indiegogo. ¿Por qué decidisteis patrocinarlo de esta forma?

Mike: Fue una decisión de Ben Henderson.

Gracias a esa página hemos podido ver algunas de las alucinantes ilustraciones que lo componen. ¿Teníais claro el estilo gráfico que queríais para Offworlder?

Jordi: Hice un poco de revisión histórica para sobre todo los personajes egipcios, el faro de Alejandría, etc. Y también para los vikingos y los escoceses, de donde proviene Henry Gunn, el protagonista. Pero en cuanto a la creación de los alienígenas, tanto Ben como Mike me han dado bastante libertad creativa. Sabía que debían tener aspecto de reptil por un lado, y el típico aspecto de alienígena de Roswell, aunque me animaron a darle una vuelta a su look. Por el resto me han dado bastante libertad creativa. A medida que avanzaba en el trabajo tenía muy en mente la versión que hizo Al Williamson de El Imperio Contraataca. Era un estilo que lógicamente era muy cinemático al tratarse de una adaptación de una película al cómic: tenía muchas sombras y era muy detallado. No sé por qué surgió ese estilo en mi cabeza. Creo que le da el tono que buscaba y a la vez he evolucionado con él.

Mike: Confiaba en que Jordi lo imaginaría. Es un excelente narrador de historias y le da vida al guión.

¿Qué autores os han influenciado en vuestro trabajo?

Jordi: En cuanto a cómics, muchos autores. He sido fan de cómic americano durante toda mi vida y son mi verdadera pasión. Desde los Romita a Frank Miller. Pasando por Jack Kirby, Bill Sienkiewikz, Paul Gulacy, Steranko, Michael Lark, Bryan Hitch, Butch Guice... Moebius, Manara, Boucq...

Mike: Carl Barks, John D. MacDonald, Philip Jose Farmer.

Es la primera vez que colaboráis juntos. ¿Cómo ha sido esa la experiencia?

Mike: Muy gratificante. El arte de Jordi tiene es tan impactante como el de Steranko, o Barry Smith cuando hizo Conan, el Bárbaro.

Jordi: Ya había realizado un par de portadas para novelas de Mike Baron y tenemos algún que otro proyecto en el aire. Creo que lo mejor de Mike en cuanto a mi trabajo como artista de Offworlder, ha sido la libertad que me ha dado al crear las páginas. Su estilo de guión llega hasta el detalle en ciertas escenas porque es algo necesario, pero en cuanto a planteamientos de página y de secuencialidad, creo que es genial que alguien que lleva más de 30 años en el mercado americano y con su bibliografía tenga ese punto de vista de hasta dónde debe llegar el detalle del guión y darle libertad al artista secuencial. 
  
Y para terminar: ¿Cómo convenceríais a nuestros visitantes de que colaboren con Offworlder?

Mike: Offworlder hace que otros cómics parezcan que ni siquiera lo están intentando. Es una combinación perfecta de palabras e imágenes que te agarra por la garganta y te introduce en la narrativa. Todo funciona al servicio de la historia. Cuando termines, dirás WOW.

Jordi: Como he comentado en algún momento, los cómics son mi pasión. Y hace mucho tiempo que no veía unas relaciones humanas tan verosímiles atadas de tal manera en todo este torbellino de acción, historia y ciencia ficción. Creo que cuando esté publicado la gente va a alucinar. Yo lo he hecho.

Muchísimas gracias por visitar nuestros dominios. Ha sido todo un placer charlar con vosotros. Os deseamos mucha suerte con Offworlder ya que el proyecto la merece.

Podéis colaborar ha hacer que Offworlder sea una realidad en su página de Indiegogo.

viernes, 19 de julio de 2019

El terror en la mochila: Basement of the Dead, Aurora (Illinois)



Hoy, además de terrorífica y aventurera, me he levantado con ganas de feria, por lo que me he largado a Aurora, Illinois, donde se encuentra esta atracción, sí, sí, habéis leído bien, esta terrorífica atracción que está considerada como la casa del terror más temible de todo el país. ¿Por qué? Ahí está lo mejor.

El lugar fue anteriormente una lavandería. Una terrible noche, hubo una explosión en ella que arrasó  la vida de dos trabajadores... de los que nunca jamás se encontraron los cuerpos, ni ningún tipo de resto. Durante el año siguiente, otros trabajadores empezaron a desaparecer... encontrándose sus cuerpos, más tarde, en el cauce de un río cercano. 


Nunca más se volvió a utilizar la lavandería, hasta que la compraron y empezó a usarse como la casa del terror Basement of the Dead

Actualmente, esta atracción recibe miles y miles de clientes dispuestos a pasar auténtico miedo, pues solo con ver las imágenes os podéis imaginar qué clase de terrores, de psicópatas y de monstruos habitan entre sus muros.

Por si fuese poco, muchos de los asistentes juran y perjuran que nunca jamás de los jamases volverán a poner un pie allí, pues escuchan lamentos, gritos y murmullos que están muy lejos de parecer fingidos por los actores que allí trabajan. 

¿Os atrevéis a entrar en esta terrorífica atracción? ¿Saldréis ilesos de ella? 





miércoles, 17 de julio de 2019

Entrevista a Nathan W. Albright, escritor




Entre los pasillos de Castle Rock y la oscuridad de Chica Sombra nos hemos encontrado con un inquilino de lo más inquietante: el escritor Nathan W. Albright.

Primero de todo, darte la bienvenida a nuestros dominios.

¡Muchas gracias por esta cálida bienvenida! Es un placer estar aquí.

Cuéntanos, ¿desde cuándo sabes que quieres dedicarte a la escritura?

Cuando era pequeño comenzó a gestarse (de manera inconsciente, tengo que decirlo) una historia de suspense y terror en mi cabeza. Durante mucho tiempo la idea quedó aparcada, pero en 2012 regresaron los fantasmas del pasado para insistirme en que había que hacer algo con aquella historia. Al fin, y tras mucho meditarlo, llegué a la conclusión de que la mejor forma de sacarla a la luz era a través de la escritura. Y así hice: durante varios años me dediqué a escribir. Fue una época muy dura y de mucho esfuerzo, pero en 2017 conseguí terminar mi primera novela. ¡Cielos! Nunca olvidaré el día en que me acerqué a las oficinas del Registro de la Propiedad Intelectual con mi manuscrito bajo el brazo.

Aparte de las letras, eres un apasionado de la fotografía, a la cual te dedicas de forma profesional. ¿Alguna vez has plasmado una imagen que luego se ha transformado en historia? ¿Crees que estas artes pueden estar conectadas entre sí?

Hasta la fecha ninguna de las fotos que he tomado se ha transformado en una historia, pero por supuesto, eso es algo que puede ocurrir en cualquier momento.Sin embargo, sí que ha sucedido al revés: alguna que otra foto ha servido para traer a la vida mis historias. Te encuentras en un pasillo oscuro, o en unas escaleras solitarias, o en un cementerio, o en una iglesia, y cuando alzas la cámara y te asomas al visor para tomar una foto, no puedes evitar decirte a ti mismo: «Este lugar se parece muchísimo a cierta parte del libro, cuando sucede esto o lo otro». También me ocurre a menudo con personas: «Esta mujer, este hombre o este niño me recuerdan vivamente a cierto personaje». A veces te entran ganas de abordarlos y decírselo y todo. En cuanto a la conexión entre fotografía y literatura, yo pienso que sí, que el arte está conectado a través de todas sus vertientes. Pensemos, por ejemplo, que una película es un producto audiovisual, pero necesita un guion para construirse, y eso es escritura. De hecho, un director de cine amigo mío siempre me dice que cuando no está dirigiendo, está escribiendo la siguiente película. La fotografía también puede estar conectada a la literatura. En muchas ocasiones se recurre a fotos para diseñar portadas, que son una parte fundamental de los libros. Ahí hay otro ejemplo de conexión.

Tu primera novela, Blackforest: El secreto de la estirpe abominable, acaba de salir a la luz. ¿Qué nos puedes contar sobre ella?

Blackforest: El secreto de la estirpe abominable es una novela de suspense y terror ambientada en un condado ficticio llamado Blackforest, en el norte de Reino Unido. Es uno de esos lugares con mala reputación donde abundan los rumores y las leyendas oscuras, y con razón:han sucedido cosas terribles allí, y además está marcado por una intensa actividad paranormal. Hay asesinatos, desapariciones, secuestros, conspiraciones, intrigas y sucesos aterradores que van más allá de nuestro entendimiento. También es un viaje a través de las emociones humanas; un viaje que, pese a todo el horror, pretende concienciar a los lectores sobre ciertos temas que merecen toda nuestra atención: el machismo, el acoso escolar, la discriminación, la manipulación por parte de las altas esferas o el radicalismo religioso, entre otros.

Suspense, misterio y muchos secretos: un cóctel que el lector deberá ir descifrando hasta llegar a un sorprendente final. ¿Te gusta atrapar de esa forma a la gente entre tus páginas? 

Me encanta. Estoy convencido de que el suspense es una herramienta fundamental para construir cualquier historia. Y no solo de terror. El suspense puede usarse en cualquier género literario. Es más: pienso que debería usarse en cualquier plataforma artística imaginable. Mantener a los lectores en vilo y dosificar los acontecimientos para que sientan la imperiosa necesidad de saber más es algo absolutamente necesario para garantizar una buena experiencia de lectura. También pienso que es importante hacer uso de todas aquellas cosas que en la vida real están prohibidas por motivos legales o morales, pero que disfrutamos en secreto en lo más recóndito de nuestras mentes: el conflicto, el morbo, lo licencioso, lo deshonesto.

El terror es algo importante en tu vida. ¿Qué es lo que te atrae de este género?

Una pregunta muy interesante, sin duda. La verdad es que no sabría decirlo… El terror vino a mi encuentro bajo diversas formas hace muchísimos años, cuando era pequeño, y está tan ligado a mí que no sabría decir dónde empieza él y termino yo. Somos uno. Quizá lo que me atrajo de este género fue la cantidad de emociones que afloran ante una situación terrorífica o desesperada. O tal vez es que siempre he encontrado un extraño placer sumergiéndome en cosas tristes, sobrecogedoras o crueles… Debería sentarme a analizar esto.

¿En qué te inspiras a la hora de escribir?

Normalmente la inspiración me viene de improviso, cuando menos me lo espero. A veces llega con cosas que ni siquiera tienen que ver con el tema sobre el que deseo escribir: una imagen, una escena, un color, un estado de ánimo. Pero otras veces creo que se trata del propio subconsciente. Algunos de mis conocidos que han leído Blackforest: El secreto de la estirpe abominable afirman que el sufrimiento y la amargura que se vive a lo largo de la novela es un reflejo de mí… y puede que tengan razón. De niño y en la adolescencia fui víctima de agresiones, discriminación y acoso escolar, y también viví situaciones peligrosas que no son placenteras de recordar. Por lo que no me extrañaría que mi propio pasado hubiera jugado un papel importante a la hora de inspirarme para escribir.

Tu relato, Ojo por ojo y diente por diente, forma parte de la I Antología de Relatos de Terror de Castle Rock Asylum. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue una experiencia muy positiva. Por aquel entonces yo acababa de entrar en una agencia literaria y todavía no era un autor publicado. La que fue mi agente me recomendó presentarme a certámenes para aumentar mi presencia en los círculos literarios, y me habló de Castle Rock Asylum, que no conocía. Decidí intentarlo escribiendo una nueva historia de venganzas personales, y así surgió Ojo por ojo y diente por diente. Tuve ciertas dificultades a la hora de desarrollarlo, porque en un principio el relato era más largo de lo que es ahora, pero lo acorté para que no sobrepasara las cinco mil palabras establecidas en las bases de la convocatoria. ¡Y resultó elegido para formar parte de la antología! Me puse muy contento. Para mí fue todo un orgullo que un blog tan popular hubiera seleccionado mi relato. Además se trataba de la primera convocatoria literaria a la que me presentaba, así que la alegría fue doble. Y por si fuera poco, en el camino descubrí a autoras y autores de gran talento y forjé amistades que a día de hoy significan mucho para mí.

Pregunta obligada: ¿cuál es la película y la novela de terror con la que has pasado más miedo?

Pues me sorprendo a mí mismo, pero haciendo un repaso interior, puedo decir que hasta ahora ninguna película o novela de terror me ha hecho pasar miedo. Sí que han conseguido conmoverme o impactarme, y por supuesto he disfrutado mucho con algunos títulos; pero lo que se dice miedo, no. Con el terror me siento tan cómodo y tan «como en casa» que no experimento esa sensación de miedo que se supone que debería experimentar. Pero de elegir un libro, me quedaría con Los mitos de Cthulhu, que contiene los relatos En la noche de los tiempos, La sombra sobre Innsmouth y El ceremonial: mis favoritos. En cuanto a películas, mencionaría la versión japonesa de The Ring. Siempre he sido un ferviente admirador del terror japonés, y en esa película se da el cóctel que tanto me atrae: un terror sutil pero a la vez poderoso, sobrecogedor, incomprensible para la mente humana, procedente de abismos desconocidos.

¿Nos podrías hablar de tus próximos proyectos?

¡Por supuesto! Ahora mismo tengo dos proyectos principales en mente, lo que para mí es mucho, pues escribo muy despacio. Uno de ellos es seguir con Blackforest. El primer libro de la serie, Blackforest: El secreto de la estirpe abominable, tiene un final cerrado, pero deja abierta una pequeña puerta que podría dar lugar a una continuación. El otro proyecto es desarrollar una historia ambientada en España, con la Guerra Civil como telón de fondo. Esta última idea está tomando cada vez más forma, por lo que es probable que me acabe centrando en ella antes de regresar al condado maldito de Blackforest.

Muchas gracias por tu tiempo. Esperamos que hayas estado cómodo entre nuestros muros.

¡Muchas gracias a vosotros! Sí, he estado bastante cómodo. Me habéis asignado una celda acolchada que apenas tiene restos de sangre, la comida que servís no tiene demasiadas cucarachas y las sesiones de terapia electroconvulsiva no dejan secuelas más allá de unos pocos huesos fracturados. ¿Qué más se puede pedir?

viernes, 12 de julio de 2019

El terror en la mochila: Museo Parasitológico Meguro (Tokio)



Tengo absolutamente todos los pelos de punta mientras escribo esto. Soy una persona muy, muy asquerosa respecto a lo que a bichos se refiere, por lo que el lugar que visitamos hoy me tiene medio desquiciada. La mochila del terror me lleva hoy a Tokio, concretamente al interior del Museo Parasitológico Meguro. 

Este sitio es realmente espeluznante, pues expone todo tipo de parásitos VIVOS en botes de cristal. Estos parásitos son todos los que pueden habitar dentro de un cuerpo humano o animal, por lo que ver ahí, moviéndose, algo que podríamos llevar dentro, es realmente horripilante.

Es el único espacio del mundo dedicado a los parásitos (no me extraña, ¿por qué será?) y contiene más de 300 especies. Además, podemos encontrarlos en todas sus fases, desde que son simples huevos, pasando por lombrices, garrapatas e, incluso, animales como peces, enteros, afectados por algún tipo de ellos. 

Por si esto, hasta ahora, no os había dado repelús, dejadme hablaros sobre la joya de la corona: una lombriz conservada en formol de casi nueve metros de longitud. ¡Es que me muero, vaya!

Se fundó en 1953, pero solo desde hace unos años se hizo conocido y cada vez son más los turistas que le hacen una visita porque, además, la entrada es totalmente gratuita. Si no sois aprensivos tenéis, incluso, la "tienda del museo", en la que podéis comprar alguno de estos botecitos para ponerlo en vuestra cocina (como tengáis la cabeza cada uno es vuestro problema), o todo tipo de libros sobre parásitos.

Como veis, los museos no son solo arte, sino también horror y repugnancia. Os dejo, que me está picando ya todo el cuerpo.






viernes, 21 de junio de 2019

Crítica Hush de Mike Flanagan



El catálogo de Netflix, desde luego, hace que no podamos aburrirnos jamás. Además, estrena películas en exclusiva como es el caso de la que hoy os vengo a hablar, Hush

Como bien dice el título, el silencio es el protagonista, ya que Maddie Young es sorda. Ella es una escritora de éxito que vive aislada en una casa en mitad del bosque. Una noche, un asesino enmascarado se presenta en su hogar, dispuesto a perseguirla y aterrorizarla para después  matarla. Como no oye absolutamente nada, tendrá que depender de sus demás sentidos para que el psicópata no la pille por sorpresa. 

Sí, tal como parece, es un largometraje lleno de tópicos: escritora con el síndrome del folio en blanco, recluída en una cabaña en mitad del bosque. 
Además, el asesino también es el típico de este tipo de filmes, con una máscara, y matando porque sí, sin ningún motivo más allá de su propio placer (al menos, en la trama no se explica). 


A pesar de sus clichés, es una película muy disfrutable y entretenida, sobre todo para los que gustamos de este tipo de cine de serie B. Un asesino psicópata siempre está bien para ver con la pareja o los amigos hinchándose a helado o palomitas (o ambas cosas). 

Cierto es que la premisa de que la prota sea sorda es una baza a favor, porque lo tiene más complicado que cualquier otra persona, y eso provoca que los nervios se nos pongan de punta. 

Así que sí, la recomiendo para una tarde de cine en casa, sin más pretensión que la de pasar un buen rato. No es, desde luego, la película del año, pero se deja ver  y, a veces, con eso es suficiente

Lo mejor: muy disfrutable para los amantes del género.

Lo peor: los clichés abundan.