martes, 23 de febrero de 2016

Reseña: El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, de Robert L. Stevenson



Sinopsis:

El señor Utterson, un prestigioso abogado londinense, ha escuchado una historia de su amigo, el señor Enfield, que despierta su curiosidad. Así, Utterson comienza una investigación para averiguar la verdadera identidad de Mr. Hyde, un hombre que se presenta muy unido a un viejo amigo conocido como el doctor Jekyll. (Wikipedia)

Opinión:

Es un libro corto, pero a pesar de ello se me ha hecho algo pesado. La historia es original, sobretodo si pensamos que Stevenson escribió esta obra en 1885, y trata, contado como un cuento de terror, sobre los trastornos psicológicos, aquí representados por el buen doctor Henry Jekyll, un hombre respetable de la época victoriana londinense, y el misterioso Edward Hyde, su otro yo, un hombrecillo que con tan sólo un vistazo a la gente le da escalofríos.

Gracias a sus dotes en química, Jekyll consigue una poción que separar su parte bondadosa de la malvada, con la que consigue dar rienda suelta a sus perversiones… pero, ¿a qué perversiones se refiere? En la novela solo aparece una, el ansia de Hyde por dañar algo tan puro como un niño. Por lo demás, Stevenson nos da pinceladas sobre el lado oscuro del doctor, por lo que lo deja todo a nuestra invención.

El libro está narrado desde el punto de vista de Utterson, el abogado de Jekyll, que ve los cambios que sufre su buen amigo y piensa que Hyde, sin saber que es él mismo, quiere asesinarle y quedarse con toda su fortuna.
Este tipo de narración me ha gustado, ya que vemos la historia como un espectador de los cambios que sufre el personaje que da nombre a la novela.

También considero que la historia, sobre la maldad humana y que todos tenemos una mitad oscura, es muy atractiva, y fue una de las cosas que me llamaron la atención de esta novela.
A pesar de todos estos puntos a su favor, debo reconocer que me costó mucho leerla, a pesar de ser más un relato largo que un libro corto, ya que habían detalles que se me hicieron muy pesados.

¿Lo recomiendo?

Sí, es una novela corta que, si la coges con ganas, la puedes leer en una tarde lluviosa o en una noche oscura. Un clásico de la literatura de terror que si bien no entra en mi top 10 de indispensables, resulta entretenida.


2 comentarios:

A mí también me encantó, y como dices, se puede leer en un día.

Hehehe cierto, gracias por comentar :)

Publicar un comentario