Castle Rock Asylum

Bienvenidos a la locura.

I Convocatoria Literaria de Castle Rock Asylum

Toda la información, aquí.

La Noche de los Muertos Vivientes, de John Russo

Reseña por Rain Cross.

Crítica: Pesadilla en Elm Street (El origen) de Samuel Bayer

Crítica por Chica Sombra.

Kingsman: El Círculo Dorado de Matthew Vaughn

Crítica por Rubén "Reaper" GonzáleZ.

Colabora

Colabora con nosotros.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Crítica Krampus, Maldita Navidad por Rubén "Reaper" González




No os voy a mentir, desde el primer momento que se confirmó el proyecto de esta película, estaba deseando verla por tres grandes razones. ¿La primera? Pues por su director, Michael Dougherty. Aquel que en 2007 nos regaló a todos los amantes del cine de terror esa joyita que es Truco o Trato. La llamada por muchos (entre los que me incluyo), Pulp Fiction del terror. Pero los años pasaban y Dougherty seguía sin tocar una cámara y pensando que un gran talento se iba a echar a perder. Pero como dicen, mejor tarde que nunca. Michael se puso manos a la obra con otra película que iba a tocar otra festividad (esta, al menos en apariencia, menos oscura y macabra que la Noche de Brujas) y esta vez tendría una verdadera distribución que nos haría llegar su nueva historia a todas las pantallas posibles del mundo.

La segunda razón es precisamente el mito sobre el que gira toda la historia de la película. Un terrorífico demonio con cuernos y pezuñas de cabra del folclore alpino, que acompaña a San Nicolás y que se encarga de los niños malos azotándoles brutalmente, devorándolos o sencillamente llevándoselos en un saco hasta al mismísimo Infierno. 

Este mito ha sobrevivido hasta nuestros días y el 5 de diciembre, en Austria, se celebra “Krampusnacht”. Donde jóvenes y adultos se disfrazan de la Sombra de Santa Claus con pieles y elaboradas máscaras artesanales y marchan en desfile para asustar a los niños.



En los últimos años hemos podido ver al diabólico personaje en series como Grimm o American Dad y en recientes largometrajes de serie B como A Christmas Horror Story, Krampus: The Reckoning o Krampus: The Christmas Evil. Hasta el director Kevin Smith (Dogma, Tusk) casi realiza una película sobre esta leyenda titulada The Anti-Claus, pero que dejó a un lado cuando el film de Dougherty le llevaba la delantera; veremos si algún día se anima a retomarlo...

Y la tercera razón es muy sencilla. Servidor no es precisamente el fan número 1 de la Navidad. Sintiéndome, la mayoría del tiempo, superado por tanto exceso de felicidad y buenos deseos. Llegando a ser una versión del Grinch incluso más insoportable que la de Jim Carrey (Ace Ventura, La Máscara). Y buscando en el cine de terror, la forma de hacer un poco más pasables estas fiestas. Por lo que esta película se presentaba como un exquisito dulce de navidad al que deseaba hincar el diente.

Los estupendos títulos de inicio ya son toda una declaración de intenciones por parte del director. Dejando claro que la comedia será un elemento vital en esta película. Porque sí, Krampus es una comedia de terror como en su día ya lo fue la muy querida Gremlins. Una fórmula para llegar a más público y que toda la familia pueda disfrutar de una película de terror como ya hizo Tobe Hooper (La Matanza de Texas, Lifeforce) con Poltergeist. Por lo tanto, no veremos una orgía de sangre y casquería. Pero sí que tendremos una endiablada y disfrutable cinta para grandes y pequeños.



Krampus nos cuenta la historia de un niño que pierde el espíritu de la navidad por culpa de su terrible familia. En su arranque de furia, destroza su carta a Santa Claus y la arroja por la ventana. Pero no sabe que ese gesto atraerá la presencia de una diabólica criatura que convertirá estas navidades en un verdadero Infierno.

No es difícil identificarse con la situación que vive el joven Max (Emjay Anthony) con la llegada de sus insoportables tíos y primas. Todos tenemos algún familiar que nos amarga la cena con sus comentarios y comportamientos. Por ello incluso llegué a echar en falta más minutos de escenas familiares antes de la llegada de Krampus. Pero la película sabe lo que el espectador quiere ver y pronto ya podremos atisbar entre los tejados esa monstruosa figura (IMPAGABLE momento).



La película es una gozada a nivel visual, con ese barrio atacado por la sobrenatural tormenta. Generando una gélida e inquietante atmósfera que nos ayuda a adentrarnos en esta pesadilla navideña. Estupenda fotografía  Por no hablar de cierta parte animada que es una delicia.

La BSO cumple en su cometido. Ayudando. aún más, a retorcer siniestramente estas Navidades que nos propone el film.

Como ya vimos en Truco o Trato (sobre todo en el iconico personaje de Sammy), Michael Dougherty se esmera al traernos una nueva galería de terroríficas criaturas, valiéndose de los iconos de estas fechas. Cada uno más grotesco y memorable que el anterior. Hasta llegar a la aterradora criatura que da título a la película. Michael ha aprobado con nota en la actualización de la leyenda de la Sombra de Santa Claus.



Alabar también el uso de efectos prácticos y artesanales y que solo se valgan del CGI cuando sea totalmente imprescindible. Haciendo que esta película sea aún más especial. Excelente trabajo por parte de Weta Workshop.

En cuanto a las actuaciones. El reparto en conjunto cumple para lo que pide una historia como esta. Aunque de todos me quedo con Conchata Ferrell (Eduardo Manostijeras, Dos Hombres y Medio). Cuyo personaje parece una extensión del de la simpática sitcom en la que ejercía de empleada del hogar de Charlie Sheen (Wall Street, Hot Shots), Incluso el personaje de Max, que se supone que es el protagonista, no acaba de cuajar ni en la última parte. Donde todas las circunstancias están de su parte.

Seguro que la película acaba disgustando a muchos que no sepan disfrutar de la mezcla de comedia con situaciones terroríficas. Pero lo cierto es que logra salir airosa de una lid en la que muchos habrían salido escaldados. Y aún así, el endiablado ritmo que se gasta no hará despegar la vista del espectador de la pantalla hasta llegar a ese falso anticlimático final, que es la guinda que corona este jugoso pastel.



Si Truco o Trato fue la Creepshow de nuestro tiempo, podemos atrevernos a afirmar que Krampus es la sucesora espiritual de la ya citada Gremlins. Dougherty se apunta otro título de culto gracias a insuflarle a la película ese espíritu ochentero que agradecerán muchos seguidores del cine de fantaterror. Además de poder presentir guiños y homenajes a películas como Temblores (esa misteriosa criatura subterránea) o Jeepers Creepers (la canción que suena en una radio cuando el Krampus está cerca), entre otras. Claro está, sin dejarse llevar y presentando su propio imaginario de gran forma.

Esta es una película low cost de Universal y Legendary Pictures que repite la rentable fórmula de Paranormal Activity, Ouija o The Purge. Por lo que habrá que ver si se animan a realizar una secuela de este título o se queda en la joyita que es. Al menos, los endiabladamente divertidos esbirros de Krampus invitan a ello. Pero sin ninguna duda, Krampus se ha ganado un merecido puesto entre mis películas para ver en Navidad.

Divertida, gamberra y terrorífica. Si quieres ver algo diferente estas fechas, atrévete a descubrir la leyenda de Krampus.

Cuidado con lo que deseáis. Y sed buenos si no queréis que Krampus os haga una visita estas Navidades.



Lo Mejor: La reinvención del mito de Krampus por parte del director.

Lo Peor: La mezcla de comedia y terror le hará ganarse muchos negativos por parte del gran público.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Películas para ver en Navidad




Entre tantas lucecitas, felicidad navideña, regalos envueltos con mimo, cenas familiares, villancicos... ¿hay lugar para el terror? Por supuesto. Psicópatas disfrazados de Papá Noel, monstruos, leyendas negras de esta misma festividad e incluso el mismo demonio, protagonizan películas ambientadas en estas fechas. Así que desde Castle Rock, os facilitamos unos cuantos títulos para disfrutar mejor estos días:

Gremlins: Empezamos por el (probablemente) título de referencia de esta época. El clásico de Joe Dante (Aullidos, Piraña) basado en una leyenda de la 2º Guerra Mundial, Un hombre regala a su hijo una extraña mascota que tiene unas reglas muy sencillas para evitar el desastre en el que se convertirá su pueblo.
Película de terror para ver con toda la familia,



Black Christmas: Tanto la cinta original del 74 (que ayudó a asentar antecedentes del género slasher) como el remake de 2006.
La historia nos lleva a una fraternidad universitaria, en la que las chicas pasarán las peores navidades de sus vidas cuando empiezan a recibir llamadas obscenas de un demente que las acecha.



Noche de Paz, Noche de Muerte: Las películas de Papá Noels psicópatas ya podrían considerarse un sub-género del cine de terror como lo son las de muñecos diabólicos. Y este título es el más representativo (que cuenta con cuatro secuelas y hasta un remake de 2012). Un chico que queda traumatizado de pequeño por el asesinato de sus padres a manos de un maníaco disfrazado de Santa Claus. Se dedicará a hacer lo mismo años después, trayendo muertes en vez de regalos.



No abrir hasta Navidad: Tratando de buscar la originalidad, esta película nos presenta a un asesino londinense que solo pasa por cuchillo a aquellos que encuentra disfrazados del alegre hombre de rojo. 



Cuento de Navidad: Perteneciente al proyecto patrio Películas Para No Dormir, este largometraje de Paco Plaza (Rec: Génesis) nos presenta a un grupo de niños que descubren en el bosque de un pueblo típico de veraneo de la Costa Brava, a una mujer disfrazada de Papá Noel malherida en un profundo agujero. Se trata de una ladrona que acabarán matando accidentalmente y que volverá para encargarse de estos chicos malos.



Santa´s Slay: Comedia negra de terror en la que un demonio, que ha perdido una apuesta con un ángel, tiene que ser bueno con los niños todos los años. Pero este año termina su milenaria condena, y ha llegado la hora de ajustar cuentas.



Dead End: Atajo al Infierno: A partir de un escenario que todos conocemos (el viaje en coche para acudir a la tradicional cena de navidad familiar) se desarrolla una inquietante historia que merece el visionado.



Jack Frost: Si estáis cansados de la sensiblera historia protagonizada por Michael Keaton (Batman, Robocop), probad con esta locura de serie B en la que un asesino en serie se reencarna... ¡en un muñeco de nieve! 
Y si os quedáis con ganas que sepáis que cuenta con una secuela.



El Fin de los Días: ¿El Anticristo amenaza con acabar con el mundo en Navidad? Tranquilos, que tenemos a Arnold Schwarzennegger (Depredador, El Último Desafío) metido en la piel de un ex policía reconvertido en guardaespaldas bastante malhumorado para pararle los pies. 



El Enviado: Un año antes, otro fortachón del cine de acción ya se había enfrentado al mal para salvar el mundo. Dolph Lundgren (Rocky IV, Soldado Universal) es un miembro de la Orden Templaria que tratará de detener a una criatura que amenaza con liberar al mismo Diablo,



Parking 2: Es Nochebuena, y una joven que trabaja hasta tarde se dirige al parking 2, donde el guarda del lugar le hará pasar la peor noche de su vida.



The Children: Dos familias se reencuentra en Nochevieja. Pero los más pequeños parecen estar contrayendo un misterioso mal que los lleva a volverse contra sus mayores. Película para replantearse el tener progenie...



Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad: Un grupo de científicos que se encuentran en el norte de Finlandia, acabarán descubriendo la verdad oculta tras el bondadoso rostro de Santa Claus.



A Christmas Horror Story: Antología de historias de terror encuadradas en Navidad que cuenta con William Shatner (el iconico capitán Kirk de Star Trek) encarnando al locutor local que será el nexo de las cuatro historias que se sucederán en la ciudad de Bailey Downs durante la víspera de Navidad.



Al Interior: Una mujer embarazada que se encuentra sola en casa en nochebuena, es asediada por una mujer que no se detendrá ante nada para arrebatar el bebé que crece en sus entrañas. Pero... ¿Por qué? 
Sencillamente brutal.



El Día de la Bestia: El Anticristo vuelve a atacar en Navidad. Aunque esta vez lo hace en Madrid, y el que tratará de salvar al mundo será un campechano cura que se dedicará a hacer todo el mal posible para encontrar al hijo de Satán. Lo acompañará en su desesperada cruzada, un descerebrado heavy interpretado por Santiago Segura (Una de Zombies, Torrente).
Comedia negra patria y una de las películas más famosas de Álex de la Iglesia (Acción Mutante, Muertos de Risa). 



Krampus, Maldita Navidad: Del director de la estupenda Truco o Trato. La llegada de sus tíos y sus insoportables primas logran hacer que el joven Max pierda el espíritu navideño. Pero no sabe que con eso, ha atraído a un oscuro ser que, junto a su ejército de estrafalarios esbirros, les hará vivir, literalmente, un infierno. 



Así que ya sabéis. Estás Navidades, para curar el empacho de tanto banquete y dulce navideño, podéis tumbaros y ver alguna de las películas que os proponemos. Pero cuidado con dejaros llevar y acabar queriendo regalar un hachazo al típico familiar graciosete en la cena de Navidad.


domingo, 6 de diciembre de 2015

Crítica: Sinsajo Parte II por Rain Cross


{Contiene SPOILERS de la película}

Un épico final a medio gas.

Y al fin llegó la última parte de esta saga escrita por Suzanne Collins en donde Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence), una joven residente del Distrito 12 desafía, sin pretenderlo, al tiránico presidente Snow (Donald Sutherland) y crea una rebelión donde todos los distritos se unirán para acabar con la represión. Y no decepciona.

No cabe duda que Francis Lawrence, encargado de dirigir las tres últimas películas, ha hecho un increíble trabajo de adaptación que, junto al reparto, son los puntos fuertes de estas películas.

Sinsajo Parte II comienza justo donde terminó la anterior: con Katniss siendo tratada de las heridas que Peeta (Josh Hutcherson) le ha ocasionado al intentar matarla. Y es que el joven panadero se ha convertido en un instrumento del Capitolio para desestabilizar a nuestra heroína.

Y al ver esto, Katniss decide finalmente unirse a los rebeldes. Coin (Julianne Moore), presidenta del Distrito 13, sólo quiere utilizarla para las propos, pero ella no está dispuesta a obedecer.

Después de unos minutos de tensión cuando bombardean una mina y uno de los supervivientes le dispara, tenemos una de los momentos con más calma de la cinta: la boda de Finnick Odair (Sam Clafin) con Annie Cresta.

Allí, en medio del festejo, Katniss decide matar ella sola a Snow. Y tenemos una de las escenas más emotivas: Katniss baila con su hermana, Prim, y la abraza. Una escena en  rotativo muy significativa, sobretodo para los lectores, que sabemos lo que está por venir.

Es ahí donde empiezan una serie de situaciones que desembocan en un final muy interesante.

Katniss, desobedeciendo a Coin y gracias a una idea de Johanna Mason (Jenna Malone), se infiltra en un aerodeslizador para colarse en el Capitolio.

Pero tiene una cara demasiado conocida. Gale (Liam Hemsworth) la recibe y, al conocer su plan, decide ayudarla.

Junto a ellos se les unen una serie de rebeldes que si en el libro es fácil recordar sus nombres, por desgracia en la película pasan demasiado desapercibidos.

Coin decide aprovechar la oportunidad y hacer más propos, siempre desde lugares seguros, para que más gente se una a ellos, por lo que envía a Boggs, Cressida y su equipo, y a Finnick.

Snow y los vigilantes (los encargados de crear las trampas en los Juegos) han puesto una serie de trampas que dificultaran la misión. Y la llegada de un Peeta aún desequilibrado a la ecuación no les pondrá las cosas fáciles.

Y empieza la acción.

De lo mejor de la película, una serie de secuencias de explosiones y tensión, donde varios de los rebeldes mueren. Una de esas muertes es la de Boggs, que avisa a Katniss de que Coin quiso salvar a Peeta en vez de a ella y que no le importa que muera en la misión.
Destacando sobre ellas la escena de las alcantarillas, con Pollux haciendo de guía, y los mutos, creados por Snow, asesinando a Finnick, en una escena rápida pero no por ello sin emotividad.

Ya cerca del Capitolio, se refugian en la casa de Tigris, una rebelde que anteriormente fue estilista de Tributos. Allí, después de ver un anuncio de evacuación de todos los residentes de la ciudad, deciden que Katniss y Gale sigan solos y se infiltren en el Capitolio para poder así llegar a la mansión de Snow.


Vestidos como habitantes del Capitolio, entran en la ciudad, pero los Agentes de la Paz controlan todos los accesos.

Cuando uno de ellos está a punto de descubrir a Katniss, los rebeldes atacan. Gale es capturado y Katniss decide seguir sola.

Llega a la puerta de la mansión de Snow, pero solo dejan entrar a los niños.

Un aerodeslizador con emblemas del Capitolio les sobrevuela y lanza unas pequeñas cajas en paracaídas parecidas a los regalos que conseguían los Tributos en la Arena.

Pero es una trampa. Las bombas estallan matando a los niños y dejando muchos heridos. Varios sanitarios se acercan a ayudar y, entre la multitud, Katniss ve a su hermana Prim por última vez. Caen más bombas, asesinando a la persona por la que Katniss se presentó voluntaria y arriesgó su vida. Otra escena rápida, pero en mi opinión, bien llevada, ya que estamos muy acostumbrados a muertes épicas pero por desgracia, en la guerra, no son así, por lo que crearla de esta forma le da mucho realismo.

Katniss despierta en la mansión de Snow y Haymitch le informa que el Capitolio ha caído y que tienen a Snow prisionero.

Katniss va a ver a Snow, que le dice que lo del aerodeslizador fue idea de Coin, ya que, aunque no le importa matar a niños, él no sacaba ningún beneficio con ello. Ella duda al principio, y al ver a Gale le pregunta si fueron los rebeldes los responsables de ese bombardeo (y si recordamos una de las escenas del principio, podemos ver a Gale con Beetee hablando de esa trampa). Él no lo puede negar y Katniss se despide para siempre del cazador convertido a soldado.

Coin llama a todos los Tributos y, a parte de proclamarse presidenta indefinida,  les propone hacer unos últimos Juegos con los niños del Capitolio. Todos votan a favor excepto Peeta y Annie.


Y Katniss le dice que ella quiere matar a Snow. Coin accede y todo queda preparado para el épico final.

Ante todo Panem, Katniss prepara su flecha y dispara en el corazón a Coin, dejando a Snow ahogándose en su propia sangre y con una marabunta de gente furiosa cayendo sobre él.

Katniss es apresada y llevada a parte. Haymitch la visita y lee una carta de Plutarch donde le informa sobre su huida temporal y que sabía exactamente lo que ella iba a hacer y que es mejor que ella desaparezca durante un tiempo también.

Katniss se despide de Effie y junto a Haymitch vuelven al Distrito 12… y es allí donde debió acabar la película.

Si bien el epílogo en el libro no sobra y nos da información sobre el futuro de nuestra protagonista, en la película le quita emoción al final, dejándolo edulcorado y haciendo que sobren los diez últimos minutos de la película.

También debo decir que eché de menos más protagonismo de Johanna Mason y que explicaran la tortura que sufrió en el Capitolio y los problemas mentales de Annie, donde vemos lo frágil que es y las secuelas de los Juegos. Escenas que para mí hubieran sido más interesante que las repeticiones de Peeta y su ‘Matadme, soy un muto’.

En resumen, Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte II es un broche de plata para una saga con altibajos. Una buena adaptación, eso sí, pero que para mi gusto falla en su primera parte, siendo demasiado light, y en la tercera, ya que creo que no debieron partir el libro en dos partes.

¿La recomiendo? Sin duda. Tanto si eres fan de las películas como si has disfrutado con los libros, no debes perderte su desenlace en pantalla grande.


viernes, 27 de noviembre de 2015

Reflejos, por Rain Cross


Créditos Google Imágenes


«¿Dónde está la jodida foto?» Annabeth la buscaba desesperada por todas partes. Se apartó un mechón de pelo castaño de la frente y lo añadió al rudimentario moño alto enmarañado.

—¡Joder, joder, joder! ¡Sé que estás por aquí! —dijo para si misma.

Llevaba tiempo encerrada sola en su piso desordenado. Estaba escribiendo una historia para el periódico donde trabajaba sobre una chica que había desaparecido y que fue encontrada muerta a los pocos días. Tenía medio reportaje ya redactado, sólo le faltaba añadir dónde y cómo la encontraron, y poner la dichosa foto.

Annabeth tenía sus enormes ojos verdes desorbitados. Hacía ya días que no comía ni dormía, y debía entregar el reportaje de la chica muerta antes de que James, su rival en el trabajo y un lameculos de primera, le quitara la exclusiva.

«Debe de estar por aquí, la dejé por aquí…». Rebuscó y rebuscó entre las hojas que tenía en la mesa del salón, por el suelo, en los cajones… por todos los lugares donde había algo de papel. Miró encima del teléfono, en la entrada de su casa, y vio la luz parpadeante del contestador. Tenía doce mensajes, y no recordaba haber oído los timbrazos estridentes del teléfono. El primer estaba fechado hacía ya varias semanas. Annabeth no se había dado cuenta de lo enfrascada que estaba con su reportaje hasta aquél momento.

Le dio al botón para escuchar algunos.

—Piiiip… Beth, soy Olivia, habíamos quedado a tomar un café y no has aparecido —«Lo olvidé por completo», pensó—. Llámame, que ya te vale.

—Piiiip… Cariño, soy mamá, recuerda que este domingo vienes a comer a casa, que no se te olvide como la última vez, besos. Adiós, adiós.

—Piiiip… Annabeth, soy Tom, no sabemos nada de ti desde hace días en la redacción. Sé que estás ocupada con el reportaje pero deberías pasarte; James lo está terminando y deberías venir y presentar lo que tengas o te robará la exclusiva, así que mañana te quiero aquí a las 7. Hasta mañana, entonces. Que no se te olvide.

—Piiiip…. —Annabeth estaba harta de escuchar mensajes y ese último, el de Tom, su jefe, la hizo reaccionar.

Miró el reloj, eran las 8 de la tarde y aún le daba tiempo de ir a hablar con él. Fue al baño a arreglarse un poco, no podía ir con esas pintas andrajosas. Se puso frente al espejo para arreglarse el pelo a toda prisa, cuando su reflejo le hizo gritar de terror.

Era ella, o al menos se parecía a ella, pero parecía estar viendo un cadáver. Tenía los ojos hundidos y con grandes ojeras alrededor, le faltaba mechones de pelo y la piel se le pegaba en los huesos.

—¿Pe-pero qué…? ¿Qué me ha pasado? —dijo aterrada.

Pasó las manos por el cabello, el cual se le quedaba pegado entre los dedos. Pero eso sólo ocurría en su reflejo. Miró su mano, no había rastro de pelo.
Contempló su imagen en el espejo, y éste le sonrió con compasión.

—Aún no te has dado cuenta, ¿verdad?

—Pero…yo… — Sus ojos se llenaron de lagrimas, no entendía nada.

Su doble demacrada desapareció y sólo se veía el baño, como si no hubiera nadie en la habitación.

Annabeth salió del cuarto asustada y confusa. Se dejó caer al lado del teléfono, en la mesita de la puerta de entrada. Allí había un periódico descolorido, lo cogió con las manos y miró la portada. «No puede ser…» Annabeth se llevó una mano a sus finos labios mientras leía la noticia.

«…Duelo en la redacción.

La periodista Annabeth Mathews fue encontrada muerta cerca de un descampado cercano a su domicilio después de estar dos semanas desaparecida….»

No pudo seguir. Se quedó sentada en el suelo, con el periódico a un lado y la mirada perdida, inmersa en sus pensamientos.

Cerca de la mesita del teléfono, vio la fotografía que tantos quebraderos de cabeza le había dado. La cogió, temblorosa entre los dedos, y su propio rostro le dedicó una sonrisa.

La noticia que tanto le había ofuscado, la que no le dejaba comer ni dormir, era la de su propia muerte.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

La Cumbre Escarlata por Rubén "Reaper" González




Guillermo del Toro es uno de los directores más personales e imaginativos del panorama cinematográfico actual. Y tras el espectacular enfrentamiento entre robots y monstruos gigantes que nos mostró en Pacific Rim, todos teníamos muchas ganas de ver su nueva película. Sobre todo tras saber que volvería a tocar el tema fantasmagórico en una cinta de época y con un trío protagonista de lujo, conformado por Tom Hiddleston (Los Vengadores, Sólo los Amantes Sobreviven), Jessica Chastain (Interstellar, Lawless) y Mia Wasikowska (Alicia en el País de las Maravillas, Stoker).

Viajamos a la América del S.XIX para conocer a una joven (Mia Wasikowska) aspirante a escritora que se verá perdidamente enamorada de un joven aristócrata inglés (Tom Hiddleston). Pero lo que empieza como una preciosa historia de amor, resultará no ser tan distinta de las inquietantes historias que escribe Edith, cuando se vea obligada a descubrir los oscuros y pecaminosos secretos que se ocultan tras los muros de La Cumbre Escarlata.



El director mexicano nos propone una película que no dejará de homenajear en ningún momento a la literatura gótica, al cine de casas encantadas y la Hammer. Pero donde cualquier otro director se dejaría llevar por el homenaje, del Toro no olvida que quiere contar una historia (su historia) y no dejaremos de ver en La Cumbre Escarlata todos los elementos que hacen característico el cine de este gran director (incluso atreviéndose a auto homenajearse a sí mismo en varias escenas)

Si hay algo en lo que La Cumbre Escarlata brilla con luz propia, es en el apartado artístico. La película es una auténtica obra de arte en el que Guillermo cuida con mimo cada detalle. Desde el vestuario, la iluminación, los escenarios, haciendo gran hincapié en el diseño de la mansión y en los pequeños detalles y elementos que pueblan el metraje, por pequeños que sean.



Las actuaciones están a la altura de la producción. Destacando a la perversamente genial Lady Lucille Sharpe, interpretada por Jessica Chastain. y la BSO firmada por el paisano Fernando Velázquez (El Orfanato, Lo Imposible) nos regala una gran acompañante de las exquisitas imágenes que componen esta historia. De todos modos, no es oro todo lo que reluce. Y La Cumbre Escarlata flaquea, sobre todo, en el guión co-escrito junto a  Matthew Robbins y Lucinda Coxon. Un guión que flaquea bastante y es muy simple. Ojo, que sea simple no implica que sea malo. Solo que se habría agradecido una buena vuelta de tuerca que supusiese una verdadera sorpresa.

Como digo, el guión se deja entrever al poco de empezar la película. Aunque el propio director ya afirmó no haber estado inventando nada nuevo y en cualquier entrevista ya reveló las obras en las que se basa. Siendo una película a la que hay que seguir el juego y dejarse llevar por este cuento que el mexicano trata de contarnos. Olvidando las, no pocas, lagunas argumentales y fallas del guión. Si no, seguro que al espectador se le hará bastante complicado mantener la atención en la primera mitad de la película, hasta que los protagonistas lleguen a la mansión del título.



A pesar de que incluso la protagonista llega a decirlo nada más empezar el film. Siempre es bueno dejarlo claro para todo aquel que aún no se haya enterado y que luego pueda decir sentirse estafado. La Cumbre Escarlata NO es una película de fantasmas, sino con fantasmas. Los espectros de esta cinta solo sirven como advertencia para la protagonista y testimonio de los terribles actos y sucesos que se resisten a abandonar lugares como la citada mansión. Como no, el diseño de estos seres es grotescamente bello, con esas descarnadas figuras escarlatas, esas oscuras sombras de dedos esqueléticos o ese heredero del espectro de El Espinazo del Diablo.

No me atrevo a calificar la película como terror al 100%, ya que la película se apoya sobre todo en la relación de Edith y Sir Thomas y en el misterio que lo rodea a él y a su hermana, que en el terror que muchos esperan. Aunque para estos últimos, del Toro haya dejado unos cuantos jumpscares para hacer la cinta más accesible. No hay que olvidar que Universal Pictures puso en esta película unos buenos 55 milloncejos, por lo que tienen que tratar de contentar a toda clase de público.



La Cumbre Escarlata no ha sido la nueva obra maestra del director mexicano, pero a cambio, es la cinta en la que más se ha dejado llevar por el apartado artístico para narrarnos este cuento macabro de amor y muerte. A la espera estamos de ver en qué se embarca del Toro, que actualmente se encuentra esperando a que le den luz verde al rodaje de Pacific Rim 2. ¿Será la tercera parte de Hellboy que tanto demandan sus fans? ¿Retomará el proyecto de adaptar al maestro Lovecraft y su En Las Montañas de la Locura? ¿O se atreverá a contarnos una nueva historia original como la fantástica El Laberinto del Fauno o la que acabo de criticar? Solo el tiempo lo dirá.



Lo Mejor: La puesta en escena y los fantasmas que se pasean por el metraje.

Lo Peor: El guión lastra el resto de la película.



viernes, 13 de noviembre de 2015

Crítica: Sinister por Rain Cross



El año pasado descubrí una pequeña joya del cine de terror. Hacía tiempo que tenía ganas de ver Sinister, y al fin pude disfrutar de ella y descubrir que es una película que no solo inquieta, sino que también está rodada con maestría.

Con motivo del estreno de su segunda parte, he pensado que estaría bien hablar un poco de esta cinta de terror.



Ellison Oswalt es un escritor que, intentando recuperar la fama obtenida gracias a descubrir irregularidades en la investigación de un caso y conseguir ser best seller con su novela Sangre en Kentucky, se traslada con su mujer y sus dos hijos a la casa donde tuvo lugar un extraño crimen: una familia fue encontrada ahorcada en un árbol del jardín salvo una de las hijas que se encuentra desaparecida.
Ocultando este hecho a los suyos, Ellison comienza su investigación y encuentra unos films de Super8 en el desván, lugar que debería estar completamente vacío. Al ponerlos en el proyector, descubre una serie de siniestros crímenes relacionados con el que tuvo lugar en su nuevo hogar.
Pero lo que Ellison desconoce es que esos vídeos esconden un oscuro secreto.

Y es donde Bughuul, dios pagano devorador de almas de niños entra en escena.

Aunque la película puede resultar lenta en algunos momentos, la trama es sólida y los sustos, o mejor dicho, el aura oscura que rodea la película, hace que quieras descubrir más cosas sobre los turbios asesinatos.

La música es extraña, ritual, y efectiva.


El actor Ethan Hawke interpreta a Ellison, haciéndolo creíble y llegando a pensar que se mete perfectamente en su papel. El resto, correctos, haciendo mención especial a los niños y sus ‘perversas’ apariciones.
James Ransone, que interpreta a un agente de policía, cae simpático en su papel de ‘chico para todo’ de Oswalt.
Y no olvidar a Vincent D’Onofrio, que aunque hace una pequeña aparición, es el personaje que introduce a Bughuul en la historia.

Sobre este último personaje, conocido también como Mr. Boggie, me hubiera gustado que la película indagara más sobre él y su mitología; aunque debo reconocer que ese hecho también hace que sea aún más místico e intrigante.

En resumen, Sinister es una película oscura, seria y siniestra, como su nombre bien indica, que fue un soplo de aire fresco en su momento allá por el 2012 y que vuelve a los orígenes del miedo.

Ese terror infantil al hombre del saco que se traslada a los adultos mediante una entidad diabólica y unas extrañas cintas de vídeo.



sábado, 7 de noviembre de 2015

Últimas Noticias por Rubén "Reaper" González


Tras su exitoso paso por el mundo del videojuego (más con su tercera entrega) la saga literaria de Geralt de Rivia conocida como The Witcher, tendrá una nueva adaptación cinematográfica en 2017 tras un primer intento bastante criticado y poco recordado en 2001 y la posterior prueba al pasar a la pequeña pantalla que no acabó de cuajar. Veremos si esta vez es la definitiva.
Tras las cámaras tendremos a Tomasz Bagiński, conocido más por sus cortos como The Cathedral pero con el guión a cargo de Thania St. John (Grimm) y la producción de Platige Films, la cosa no pinta tan mal.
Aparentemente adaptarán la primera novela de la saga, que era más bien una antología de relatos que cuentan cacerías del brujo y cazador de monstruos. 
Estaremos atentos para ver quién se encargará de encarnar al protagonista.




Desde su creación y aparición en la legendaria novela de Bram Stoker, Drácula. El personaje de Abraham Van Helsing no ha dejado de aparecer tanto en la gran como en la pequeña pantalla. Y el último canal que realizará una serie de este personaje será Syfy. Contará con 13 episodios y la producirá Nomadic Pictures (que producen también la aclamada Fargo). Aunque el showrunner de la serie será Neil LaBute, responsable de títulos interesantes como Persiguiendo a Betty y Posesión así como de atrocidades como el remake de The Wicker Man.
Aclarar antes de nada que no seré Van Helsing el protagonista, sino su hija Vanessa Helsing, que en la serie será resucitada para descubrir un futuro en el que los vampiros han conquistado el mundo y la resistencia busca en la experta cazavampiros la esperanza para los mortales.
No perderán el tiempo y la serie comenzará a rodarse a comienzos de 2016 en Vancouver.
De buenas a primeras, personalmente, no tengo mucho interés en este proyecto. Habrá que ver si el trailer me hace cambiar de parecer.





De piedra me he quedado al saber que la brutal A L´Interieur sufrirá la fiebre de los remakes. Y más descubriendo que Miguel Ángel Vivas (Secuestrados) seré el director y que co escribirá el guión junto a Jaume Balagueró (Los Sin Nombre, [REC]4). Comenzará a rodarse en inglés el próximo año con el título Inside y ya presenta su primer teaser póster.
Personalmente reniego de este remake de la estupenda cinta gala que, aún a día de hoy, sigue inédita en nuestro país a pesar de ser estrenada en 2006. Hace nada que los americanos estrenaron el remake de otra cinta similar: Martyrs, con desastroso éxito. Y tiemblo con la idea de que en un futuro no tan lejano se anuncien remakes de Alta Tensión, Irreversible, Frontiere(s)... 
La película original nos descubría la terrible noche que tuvo que vivir una mujer a punto de dar a luz tras la reciente muerte de su marido, cuando en mitad de la noche una inquietante mujer trata de entrar en su casa para quitarle por todos los medios aquello que cree ser suyo.





Enhorabuena para los trekkies, porque en 2017 Stark Trek vuelve a la televisión de la mano de CBS y con Alex Kurtzman en el proyecto. Cosa que da bastantes garantías, ya que Alex es colaborador habitual de J.J.Abrams y guionizó las dos entregas fílmicas que reiniciaron la franquicia a manos de Abrams (hasta casi dirige la tercera parte). 
Un regreso que tiene mucho sentido. Pues tras finalizar en 2016 la trilogía de J.J. Abrams que ha cosechado unos cuantos nuevos fans para la franquicia, podrán seguir disfrutando con una serie que explorará más lugares y dará a conocer a nuevos personajes para que tanto los nuevos Trekkies como los de la vieja escuela puedan disfrutar de más aventuras galácticas.
¡Larga vida y prosperidad!





Tras el duro golpe de la marcha de Carey Fukunaga (True Detective) de la silla del director por diferencias creativas con el estudio, la nueva adaptación fílmica de IT ha entrado en un parón para hacer los reajustes pertinentes. Pero ya ha confirmado que el rodaje comenzará el próximo verano con Andy Muschietti (Mamá) como director. En un principio, se mantiene la idea de partirla en dos películas para adaptar lo mejor posible la gran obra de Stephen King y Will Poulter (Somos los Miller, El Corredor del Laberinto) sigue siendo la elección del sustituto de Tim Curry (Legend, The Rocky Horror Picture Show).
IT nos cuenta como un grupo de amigos se reúnen después de 30 años para volver a su ciudad natal y acabar de una vez con todas con la fuerza malévola que lleva siglos amenazando las vidas de los infantes de Derry.





Tenemos nuevo trailer de The Hateteful Eight, la octava película del aclamado Quentin Tarantino (Pulp Fiction, Jackie Brown) que vuelve al género western tras la bastante aceptable Django Desencadenado y que llegará a las salas (americanas) en diciembre. Sacad vuestras propias conclusiones, para mí ya me ha ganado al recordarme a su opera prima Reservoir Dogs.
La trama nos lleva a un salón en el que un grupo de cazarrecompensas y maleantes se resguardan del temporal mientras la tensión entre ellos alcanza cotas preocupantes...
En el repartazo nos encontramos con Samuel L. Jackson (El Protegido, Los Vengadores), Kurt Russell (La Cosa, Stargate), Amber Tamblyn (127 Horas, Sadako 3D), Bruce Dern (Nebraska, Twixt), Tim Roth (El Increíble Hulk, Four Rooms) entre unos cuantos más.





Con la secuela cosechando una buena taquilla (que luego engordará con su paso por el mercado doméstico), no es de extrañar que Hotel Transylvania confirme su tercera parte que llegará a los cines americanos el 22 de septiembre de 2018. Pero la noticia viene acompañada de la mala nueva de que Genndy Tarkatovsky (Las Supernenas, Samurai Jack) no volverá para dirigir la nueva y monstruosa aventura de Drac y compañía. 





Disney acaba de sacar a pasear el primer trailer de Alicia a Través del Espejo, la secuela de la personal interpretación de Tim Burton (Sleepy Hollow, La Novia Cadáver) protagonizada por Mia Wasikowska (Stoker, La Cumbre Escarlata). Aunque Burton deja la silla del director a James Bobin (Los Muppets) para relatarnos el nuevo viaje de Alicia al País de las Maravillas para salvar al Sombrerero y a todo este mágico lugar.
Johnny Depp (Ed Wood, Black Mass), Anne Hathaway (El Becario, Interstellar) y Helena Boham Carter (El Club de la Lucha, Charlie y la Fábrica de Chocolate) vuelven a sus respectivos personajes en la cinta que veremos el próximo 27 de mayo.





Otra esperada película que se estrena en 2016 es Warcraft: El Origen, que acaba de estrenar varios pósters y trailer que nos lleva al mundo de Azeroth, donde la apertura de un portal que conecta dos mundos avecina una guerra en la que unos se enfrentan a la destrucción y otros a la extinción... ¿Es posible que humanos y orcos coexistan?
Esta adaptación de la querida franquicia jugona de Blizzard, está dirigida por Duncan Jones (Moon, Código Fuente), protagonizada por Travis Fimmel (Vikingos), Ben Foster (Pandorum, 30 Días de Noche), Dominic Cooper (Agente Carter, Drácula: La Leyenda Jamás Contada), Toby Kebbell (RocknRolla, El Amanecer del Planeta de los Simios), Ruth Negga (Agentes de SHIELD, Desayuno en Plutón) entre otros y llegará a todos los cines el 3 de junio del próximo año.
¿Y tú qué bando tomarás? ¿Horda o Alianza?









Terminamos con una mala noticia. La película de Pesadillas (estrenada en USA a mediados del pasado octubre) se retrasa en nuestro país pasando del 4 de diciembre al 29 de enero del año que viene. Un retraso de lo más extraño (las navidades eran unas fechas IDEALES para estrenar una película así) y que puede repercutir muy negativamente en la taquilla española.
La película hará que un chico que acaba de mudarse con gran fastidio a un pequeño pueblecito, en su intento de conocer a una hermosa joven, libera un ejército de monstruosas criaturas de los libros de su padre. El escritor R,L. Stine, creador de Pesadillas.