miércoles, 15 de abril de 2015

Retro-Crítica: Pesadilla en Elm Street por Rain Cross





“ Uno, dos, canta a viva voz
Tres, cuatro, el hombre del saco
Cinco, seis, decid lo que veis
Siete, ocho, comete un bizcocho
Nueve, diez, ¿dónde está Fred? ”

¿Quién no recuerda esta canción de uno de los iconos del terror? Fred ‘Freddy’ Krueger es indiscutiblemente uno de los personajes más conocidos del género fantástico, y para qué negarlo, uno de los más queridos. Y es que eso de los sueños tiene su encanto.


Nancy Thompson y sus amigos son acechados en sus pesadillas por un misterioso asesino de cara quemada y cuchillas en las manos. Si mueres en un sueño, mueres en la vida real.

A lo largo de la película y de sus originales muertes vamos descubriendo más sobre este asesino, y es que Fred Krueger –que pasará a llamarse Freddy, que es como más le conocemos, en las entregas posteriores-, tiene un pasado muy oscuro: fue un asesino en serie que acabó con la vida de varios niños en el barrio de Elm y con el que los padres hicieron justicia quemándole vivo.

Este film de 1984 fue dirigido por Wes Craven, que creó la historia basándose en noticias que leyó en varios periódicos sobre gente que moría en sueños sin razón aparente.


Robert Englund es el encargado de dar vida al carismático asesino, que se vuelve algo más gamberro a lo largo de la saga, y Heather Langenkamp interpreta a Nancy, una víctima que luchará hasta el final por su vida, alejada de las típicas chicas que se dejan atrapar rápidamente por sus perseguidores, haciendo de Heather una de las reinas guerreras del grito por excelencia.
Como dato, decir que es la primera película en que aparece el conocido actor Johnny Depp.

Los efectos son correctos, dado los años que han pasado, y garantizan unos buenos litros de sangre que hace las delicias de los amantes de lo salvaje.
El maquillaje y fx, sobretodo de Freddy, que tuvo que sufrir varias horas en la silla de los maquilladores y maestros de la caracterización, se conservan muy bien al paso del tiempo, y es que aún hoy en día consigue sobrecogernos con sus muecas.
Craven tenía una idea más grotesca sobre el personaje de Krueger, pero David B. Miller, responsable de la caracterización, pensó que sería demasiado complicado maquillar a un actor de esa forma –Craven quería que se le vieran los dientes y le supurara pus por una herida de la cabeza-.
Después de pensarlo mucho, y compartir –y observar- una pizza, tuvieron claro cómo sería este asesino de los sueños.


La historia es efectiva; rápida y entretenida, no deja un minuto de descanso, y el ir descubriendo la verdad del malvado a través del metraje hace que estés pegado al sofá hasta su desenlace.

Esta es la primera de muchas películas sobre este personaje, siendo algunas más buenas que otras, pero todas entretenidas a su manera. Freddy Krueger es un malvado con carisma, sentido del humor y sed de venganza que se convirtió por derecho propio en uno de los grandes del terror.

Y es que Krueger se convertirá en el hombre de tus pesadillas…



 

2 comentarios:

Sin duda fue la mejor de todas las películas relacionadas con Freddy Krueger. Recuerdo que Wes Creaven y Robert Englund comentaban en una entrevista que el director le pidió al actor no hacer tan payaso al personaje, mas serio manteniendo toques de humor negro. En las sucesivas secuelas sin la participación de Wes Craven, este punto se perdió, terminando Freddy como un simple payaso en muchas de las películas, arruinando con esto el elemento de terror de las películas. Tal vez la serie tendría un mejor lugar si no hubiera existido un abuso tan grande en el número de secuelas producidas. Sin mencionar el filme con Jason. Sobre el primer filme, contiene grandes momentos, es particularmente recordada la escena del callejón cuando la muchacha empieza a llamar a Dios, contestándole Freddy que su guante(arma) es Dios. Toda una referencia que funciona en múltiples niveles. Tal vez es necesario interpretar el significado del entorno industrial que aparece en los sueños, como estás fábricas resultan oscuras, deprimentes y amenzadoras, incluso antes de aparecer Freddy. Este filme fue conocido en latinoamerica como Pesadilla en la calle del Infierno. Bastante alejado del titulo original, Nightmare on Elm street, Pesadilla en la calle Olmo.

Muchas gracias por tu comentario :)

Publicar un comentario en la entrada